• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La dignataria continúa impulsando sus políticas sociales y económicas a favor del pueblo.

La dignataria continúa impulsando sus políticas sociales y económicas a favor del pueblo. | Foto: www.elintransigente.com

Publicado 29 abril 2016

La mandataria participará en una actividad con profesionales del programa “Más Médicos” y también firmará la creación de un consejo nacional de política indigenista.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, continuará este viernes con su agenda de trabajo pese a los intentos de desestabilización y golpe de Estado que promueve la derecha en su país.

Como una política en defensa del pueblo brasileño y a la democracia, la dignataria ha decidido reforzar su mandato y no dejar solo al pueblo en el caso de que se consuma el golpe de Estado en su contra.

De acuerdo con la agenda oficial, para este viernes la dignataria tiene previsto instalar el Consejo Nacional de Política Indigenista, anunciar la extensión de la estancia de médicos extranjeros que hacen parte del programa “Más Médicos” y participar en la Conferencia conjunta de Derechos Humanos.

>> Dilma es víctima de un golpe blando asegura Pérez Esquivel

De igual modo, se espera la entrega de más unidades habitacionales del programa "Mi Casa, Mi vida", el cual le brinda techos dignos a los brasileños. También se prevé la firma de concesiones portuarias, así como el establecimiento de medidas fiscales en beneficio de la economía del país suramericano.

La decisión de la jefa de Estado de reforzar estas decisiones de Gobierno, que ya estaban previstas, obedece a que en el eventual caso de que sea aprobado un juicio en su contra, el vicepresidente, Michel Temer, tomaría posesión del cargo y al hacerlo cambiaría totalmente la política gubernamental iniciada por Rousseff.

La prensa brasileña ha dado a conocer el proyecto de Gobierno de Temer, el cual ha sido denominado Un Puente para el Futuro con el que aplicaría una serie de cambios neoliberales para acabar con todos los logros sociales de la administración de Rousseff. 

>> Justicia brasileña analiza si Cunha puede asumir presidencia

En Contexto
El domingo 17 de abril la Cámara de Diputados de Brasil aprobó el pedido de juicio político contra Rousseff, con 367 votos a favor, 137 en contra, siete abstenciones y dos ausentes. 
El caso pasó a una comisión de 21 senadores, la mayoría de oposición, que tendrá 10 días de debates para escuchar los argumentos de la acusación y la defensa de la presidenta.
Concluidos los debates será votado el informe que elaborará el instructor de la comisión, el opositor Raimundo Lira del Partido del Movimiento Democrático Brasileño. En caso de ser aprobado y recomendar la apertura del juicio político contra Rousseff pasará al pleno del Senado.
Sin  embargo, Rousseff ha reiterado que tiene la conciencia tranquila porque no cometió ningún acto ilícito que justifique el juicio político en su contra. Mientras eso ocurre, Temer se ha dedicado a dibujar un un escenario político a su favor frente a una eventual salida de la dignataria del poder. 

>> Dilma Rousseff: Lucharé hasta que la democracia sea respetada


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.