• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Rousseff rompió las posibilidades de empatar con Silva. (EFE)

Rousseff rompió las posibilidades de empatar con Silva. (EFE)

Publicado 3 septiembre 2014

Pese a que estudios del Instituto Brasileño de Opinión Pública y Estadística (Ibope) señalan que habría un empate técnico entre Marina Silva y la actual mandataria brasileña en primera vuelta, nuevas pesquisas revelaron que Rousseff sigue al frente con 37 puntos. 

La mandataria brasileña sigue al frente de las encuestas y mantiene la intención del voto con 37 puntos por encima de su actual contendiente por el Partido Socialista Brasileño (PSB) Marina Silva. 

Rousseff superó los estudios del Instituto Brasileño de Opinión Pública y Estadística (Ibope) que le adjudicaba 35 por ciento y diagnosticaba un empate técnico en la primera vuelta electoral por la mínima diferencia de porcentaje con Silva que obtuvo 34 por ciento. 

Por su parte, su tercer contrincante Aécio Nieves del Partido Social Demócrata Brasileño (PSDB) cayó y figura con 15 puntos de apoyo electoral, lo cual define una intensa campaña electoral entre Rousseff y Silva, que ahora tiene como aliados a los principales emporios comunicacionales. 

El estudio señaló además que un 36 por ciento de la población calificó de buena u óptima la gestión de Rousseff, lo que pone en vilo la intención mediática a favor de Silva para opacar el proyecto de jefa de Estado brasileña. Aunado a pesquisas independientes que pronostican que la intención del voto a favor de la aspirante del PSB dejará de crecer. 

Desde que Silva, quien fue mano derecha del fallecido candidato Eduardo Campos, - tercer lugar en las encuestas ( con menos del 10 por ciento de la intención del voto-, los medios de derecha buscan posicionarla como una ejemplar figura social que busca empoderar al pueblo, si gana las elecciones. Aunque parte de su plan de Gobierno consiste en reducir los subsidios estatales a la banca pública, lo que paralizaría el financiamiento a la construcción de viviendas, el recorte del gasto y el achicamiento del Estado.

"¿Qué ha ocurrido?", se pregunta el sociólogo argentino Pedro Brieger, "un terromoto político sin lugar a dudas por la muerte de alguien que no estaba muy posicionado y que dejó alguien que muestra carisma, que proviene de la pobreza y que tiene un poder de oratoria superior a la Eduardo Campos", señala el experto para quien en este caso los grandes medios de derecha ejercen un rol fundamental para impulsar una figura que maquilla su tendencia neoliberal.

"Un elemento central de las encuestas como antesala de cualquier proceso electoral es ir marcando no solamente una tendencia política respecto del resultado (...) lo hacen medios como O Globo, Diario de S.Paulo y la Revista Bella", asegura Brieger. 

Las encuestadoras respaldan el objetivo de los medios de derecha para ganar espacios, tal como afirma un estudio realizado por la Universidad do Estado de Río de Janeiro (UERJ) en el que se señala una clara guerra de medios contra la imagen de Rousseff. 

La jefa de Estado cuenta con un sólido soporte electoral en municipios de la periferia de las ciudades, donde acumula 38 por ciento de respaldo. 
 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.