• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • La causa de la pérdida del Boeing 777-200 continúa siendo el gran reto para las autoridades de Malasia y para todas las naciones que se han sumado a esa búsqueda. (Foto: Archivo).

    La causa de la pérdida del Boeing 777-200 continúa siendo el gran reto para las autoridades de Malasia y para todas las naciones que se han sumado a esa búsqueda. (Foto: Archivo).

Publicado 14 abril 2014

A casi 40 días de la incansable búsqueda del vuelo MH370 de Malaysia Airlines, este lunes el jefe de la agencia que coordina los esfuerzos internacionales de rastreo, Angus Houston, anunció que un robot submarino se envió a las profundidades del Océano Índico donde se presume cayó el avión.

“No hemos tenido una simple detección en seis días, creo que el tiempo es preciso para ir debajo del agua”, sostuvo Houston, quien además confirmó que las labores de búsqueda no se detendrán hasta lograr dar con el paradero del avión malasio.

Explicó que las cuadrillas de rastreo del robot submarino tendrán la responsabilidad de evaluar exhaustivamente las profundidades del Océano Índico a fin de hallar rastros de las que se cree son las cajas negras de la nave aérea.

No obstante, dijo que el cambio a una búsqueda submarina no significa que se detecten los restos del accidente del vuelo MH370 de Malaysia Airlines, porque según él, es un trabajo lento y doloroso. “Puede ser que este método no sea el que nos de los resultados que estamos esperando”, advirtió Houston.

Explicó que, “al submarino le tomará 24 horas completar su misión: Dos para llegar hasta el fondo, 16 para dedicarse a la búsqueda en el lecho marino, dos para regresar a la superficie y cuatro para descargar los datos”.

Sobre la presencia del combustible encontrado a unos 5,5 kilómetros del área donde se detectaron los sonidos por primera vez, Houston dijo que “sus muestras fueron remitidas a Australia para su análisis, el proceso tomará varios días”.

El vuelo MH370 de Malaysia Airlines que despegó el 8 de marzo desde Kuala Lumpur (capital malasia) a Pekín (capital china) con 227 pasajeros y 12 tripulantes fue detectado por última vez por un radar militar de Malasia en el estrecho de Malaca, al sur de la isla de Phuket (Tailandia), a cientos de kilómetros de su curso debido.

La causa de la pérdida del Boeing 777-200 continúa siendo el gran reto para las autoridades de ese país y para todas las naciones que se han sumado a esa búsqueda.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.