• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • La protesta terminó con una fuerte represión por parte de los efectivos de las fuerzas de seguridad. (Foto: AFP)

    La protesta terminó con una fuerte represión por parte de los efectivos de las fuerzas de seguridad. (Foto: AFP)

Publicado 8 febrero 2014

Miles de manifestantes opositores salieron a las calles del centro de Estambul (capital de Turquía) este sábado en rechazo a la Ley aprobada por el Parlamento que refuerza el control estatal sobre el internet.

La protesta terminó con una fuerte represión por parte de los efectivos de las fuerzas de seguridad, quienes usaron cañones de agua a presión y gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes.

Medios locales informaron que los manifestantes no pudieron llegar hasta la céntrica plaza Taksim, donde querían protestar, debido al enorme dispositivo de la policía turca.

Fuentes policiales indicaron que la mayoría de los manifestantes eran jóvenes, quienes montaron barricadas para bloquear las calles, y quemaron cubos de basura para enfrentar a los efectivos, por lo que los antidisturbios respondieron con grandes cantidades de agua a chorro y gases lacrimógenos.

Un estudiante que se identificó como Ersin, manifestó que hoy se trata de Internet, pero “en la raíz de todo esto está la creciente presión del gobierno, que se ha vuelto dictatorial”.

Dijo que llevan muchos meses de lucha y todo empezó con las protestas por el parque Gezi en verano.

El pasado miércoles el Parlamento de Turquía, aprobó una ley que endurece el control del Estado sobre el internet. Aseguran que se trata de censura y de limitar la libertad de expresión, mientras que el Gobierno asegura que solo busca proteger la privacidad.

Vale destacar, que el ordenamiento jurídico fue aprobado con mayoría de absoluta de votos gracias al partido oficialista integrista islámico de la Justicia y Desarrollo (AKP, por su siglas en turco).

Al respecto, algunas asociaciones de periodistas turcos e internacionales han expresado su preocupación con relación a la norma, debido al supuesto poder con el que contará la llamada Dirección de Telecomunicaciones, cuyo organismo tendrá acceso a datos privados sin necesidad de que haya una intervención judicial.

De igual modo, con la nueva normativa, se podrá bloquear cualquier página web que consideren que ha vulnerado la privacidad o haya sido considerada discriminatoria o insultante.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.