• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El parlamento rechazó otorgarle una ayuda financiera especial. (Foto: Archivo)

    El parlamento rechazó otorgarle una ayuda financiera especial. (Foto: Archivo)

Publicado 28 febrero 2014

El Parlamento italiano rechazó una ayuda financiera especial para la ciudad de Roma (capital), que se encuentra endeudada, al borde de la quiebra, una situación que complica las tareas para el nuevo primer ministro del país, Matteo Renzi.

El alcalde de Roma, Ignazio Marino, dijo que suspenderá todos los servicios municipales como transportes, recolección de residuos, de no encontrar una solución para las deudas.

"¡No seré un nuevo Nerón!", advirtió, haciendo alusión al terrible emperador romano, quien tocaba la lira mientras miraba cómo la ciudad se incendiaba.

Roma enfrenta un déficit presupuestario de 816 millones de euros (mil 116 millones de dólares aproximadamente).

La ciudad podría ser puesta bajo tutela de administración si no logra superar este déficit, para lo que debería tomar drásticas medidas.

El nuevo primer ministro, Renzi, dirigente de centro-izquierda y exalcalde de Florencia, dijo que tomaría medidas urgentes para ayudar a la capital.

"Roma ha malgastado el dinero durante décadas. No pienso gastar ni un solo euro que no esté presupuestado", declaró Marino, tras las críticas lanzadas por la Liga Norte, partido de extrema-derecha.

Otras ciudades, que también enfrentan grandes dificultades financieras, no consideran que esta eventual ayuda a la capital sea equitativa.

El alcalde dijo que los autobuses podrían dejar de circular a partir del próximo domingo ya que los servicios no disponen ni siquiera del 10 por ciento del monto total necesario para cargar combustible en sus depósitos durante el mes de marzo.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.