• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • A las afueras del centro de reclusión, familiares y amigos se concentraron para manifestar su apoyo a sus seres queridos. (Foto: Archivo).

    A las afueras del centro de reclusión, familiares y amigos se concentraron para manifestar su apoyo a sus seres queridos. (Foto: Archivo).

Publicado 22 mayo 2014

La violencia desatada por los internos del centro penitenciario de Alepo (norte de Siria), fue erradicada este jueves tras una misión especial que adelantaba el Ejército sirio desde hace varios días.

La información fue confirmada por el director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), Rami Abdel Rahman, quien además detalló que los blindados del Ejército lograron entrar a la prisión para poner fin al asedio impuesto por los rebeldes.

Según precisó Abdel Rahman, durante la intervención al centro penitenciario, al menos 50 personas perdieron la vida entre rebeldes y soldados del Ejército sirio.

El hecho causó gran alarma a las afuera de la cárcel, donde familiares y amigos de los internos se congregaron para manifestar su preocupación por el destino de sus seres queridos.

Al tiempo, Abdel Rahman sostuvo que “después de casi 13 meses de asedio impuesto por el Frente al Nosra y las brigadas islamistas rebeldes, las fuerzas del ejército regular apoyadas por el Gobierno de Siria, lograron poner fin a la violencia en la cárcel central de Alepo”.

Lamentó la perdida humana que se registró durante la misión del Ejército, pero al tiempo, aplaudió el libre acceso que según él, ahora tendrá la vía de abastecimiento esencial para los combatientes al noreste de Alepo.

Informes del OSDH, revelan que antes del asedio a la cárcel de Alepo, unos cuatro mil internos entre ellos islamistas se encontraban pagando sus penas.

A esa realidad se le sumó las malas condiciones humanitarias y los bombardeos sobre el sector, que causaron la muerte a unos 600 prisioneros.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.