• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El lateral brasileño se comió un plátano que le lanzó un espectador racista durante un partido del FC Barcelona contra el Villarreal (Foto:Archivo)

    El lateral brasileño se comió un plátano que le lanzó un espectador racista durante un partido del FC Barcelona contra el Villarreal (Foto:Archivo)

  • La campaña “#somostodosmacacos", fue lanzada por Neymar da Silva Santos, delantero de la selección brasileña, y compañero de Alves en el Barcelona (Foto:Instagram/Neymar)

    La campaña “#somostodosmacacos", fue lanzada por Neymar da Silva Santos, delantero de la selección brasileña, y compañero de Alves en el Barcelona (Foto:Instagram/Neymar)

Publicado 1 mayo 2014

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, afirmó este jueves mientras giraba una visita al estado Bahía (a mil 500 km de Brasilia, capital brasileña), que las personas racistas son más “atrasadas” que aquellas que no discriminan a los otros por su color de piel.

"Lo que nos diferencia es el grado de tolerancia y el grado de intolerancia que tenemos unos para con los otros. Algunos son, en efecto, más atrasados. Son aquellos que discriminan al prójimo por el color de la piel", escribió Rousseff en un mensaje colgado en su cuenta de la red social twitter.

Indicó, que el Gobierno brasileño hará lo posible para que el Mundial de fútbol, que comienza en 44 días, abandere la lucha contra el prejuicio racial, y agregó que incluso el papa Francisco prometió apoyo a la iniciativa.

La mandataria brasileña expresó que el Sumo Pontífice enviará un mensaje contra el racismo que será leído antes del partido de apertura del Mundial, programado para el 12 de junio entre el anfitrión Brasil y Croacia.

La Presidenta dijo que su visita este jueves a Bahía, el estado con mayor población negra y mulata de Brasil, le permitió reforzar su orgullo por la diversidad étnica y cultural del país, y volvió a manifestar su apoyo a los futbolistas que vienen protagonizando una campaña contra el racismo en todo el mundo.

"La respuesta de nuestros atletas al prejuicio que enfrentan, como la de Daniel Alves, es una muestra de nuestra fuerza. No podemos dejar de afirmar la fuerza de nuestros orígenes, de nuestra sangre afrodescendiente, indígena y blanca", aseguró.

El lateral brasileño se comió este domingo una banana que le lanzó un espectador durante un partido del FC Barcelona contra el Villarreal y su actitud ha generado una campaña mundial contra el racismo.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.