• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El grupo de los cinco fue arrestado el 12 de septiembre de 1998, en Miami (sureste estadounidense). (Foto:Archivo)

El grupo de los cinco fue arrestado el 12 de septiembre de 1998, en Miami (sureste estadounidense). (Foto:Archivo)

Publicado 7 febrero 2014

Expertos estadounidenses señalan a médicos y farmacéuticas como los mayores responsables del fuerte aumento del consumo de heroína en Estados Unidos en los últimos siete años, al promover con mayor frecuencia el uso de medicamentos con una alta cantidad de opiáceos para calmar dolores de espalda y cabezas.

''Esta epidemia ha sido causada en gran parte por la comunidad médica", afirmó tajantemente a la prensa el doctor Andrew Kolodny, director médico de los centros para el tratamiento de adicciones Phoenix House.

El especialista explicó que ''hace 15 años hubo una campaña por parte de las farmacéuticas para hacer que los médicos prescribieran opiáceos contra el dolor de manera agresiva. Esa campaña hizo creer a los médicos que no debían preocuparse de los problemas de adicción. Les hicieron creer que estaban ayudando a que la gente no tuviera que padecer dolor de forma innecesaria".

"Antes de que todo esto sucediera, en 1996 o 1997, la mayoría de los médicos eran conscientes de que utilizar opiáceos para dolores crónicos como el dolor de espalda o el dolor de cabeza era una mala idea (…) Desafortunadamente la campaña de las farmacéuticas funcionó al tiempo que aumentaban el número de adictos y las muertes por sobredosis", detalló.

Por su parte, el profesor de neurofarmacología de la Universidad de Washington, en Saint Louis, Missouri,  Theodore J. Cicero, explicó que el perfil de los adictos ha cambiado en estos últimos tiempos puesto que ''ahora el consumidor es mayoritariamente un ciudadano blanco (90 por ciento) de clase media o media-alta".

El experto especificó que "hace unas décadas el consumo de heroína se asociaba con un callejón oscuro de una gran ciudad, pero eso ya no es así. Ahora los consumidores los encontramos en áreas donde vive gente de clase media o media-alta y en muchos casos los que trafican son jóvenes blancos que venden la droga a sus propios amigos para ganar un dinero extra".

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés), entre 2007 y 2012 el número de usuarios de esa sustancia aumentó un 80 por ciento, pasando de 373 mil a 669 mil.

Asimismo, entre 2000 y 2010, las muertes por sobredosis se incrementaron un 55 por ciento, hasta superar las tres mil.

La repentina muerte esta semana del célebre actor norteamericano, Philip Seymour Hoffman, aparentemente, a causa de una sobredosis de heroína, ha levantado el debate en Estados Unidos (EE.UU.) sobre el consumo de este estupefaciente en el país que se ha incrementado notablemente en los últimos siete años.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.