• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El Presidente venezolano ofreció la información vía Twitter (Foto: Archivo)

El Presidente venezolano ofreció la información vía Twitter (Foto: Archivo)

Publicado 12 febrero 2014

La Policía de Investigaciones (PDI) de Chile pidió una orden para investigar adopciones ilegales y ventas de bebés realizadas a través de diversos portales web.

En un trabajo especial publicado por el diario La Tercera, se reveló que hace algunos meses Verónica Carrera habría contactado a una pareja para venderle a su hija recién nacida.

En el texto indicaron que hay decenas de avisos de mujeres que no quieren ser madres (en su mayoría adolescentes) que regalan a sus bebés.

La cantidad de personas que escriben en el foro para ser los posibles padres adoptivos, es aun mayor.

Es por esto que la Brigada de Investigaciones Policiales Especiales (BIPE) de la PDI, solicitó una orden a la fiscalía Centro Norte, para poder indagar si las transacciones de bebés publicadas en Internet, finalmente se lograron concretar, constituyendo el delito asociado a la adopción ilegal de menores.

Uno de los avisos es publicado en julio de 2011 por una mujer que dice tener casi 8 meses de embarazo, “y, por distintas circunstancias por las cuales estoy pasando, tanto familiarmente, económicamente y académicamente, ya que tuve que congelar mis estudios, tomé la difícil decisión después de haberlo pensado durante un tiempo muy prolongado, de dar en adopción a mi bebé”.

La mujer recibió decenas de respuestas a su oferta, entre ellas la de un hombre identificado como Rodrigo, quien manifiesta que junto con su esposa, “queremos adoptar un bebe recién nacido para darle todo nuestro amor y cariño (...) nosotros somos una pareja joven que tenemos dos hermosas hijas y por problemas de salud no podemos darle una segunda hermanita a nuestra hija mayor”.

“No pido dinero”, dice otro anuncio publicado por una joven con seis meses de embarazo que regala a su bebé apenas nazca, porque asegura, “no puedo quedarme con la guagüita (bebé)”.

Tanto vender como regalar a un hijo implica el mismo delito: Usurpación de estado civil, ilícito que no implica penas de cárcel.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.