• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • La lucha contra el contrabando de colmillos de elefante fue en 2013, por primera vez, más eficaz en África que en Asia. (Foto: Archivo)

    La lucha contra el contrabando de colmillos de elefante fue en 2013, por primera vez, más eficaz en África que en Asia. (Foto: Archivo)

Publicado 14 junio 2014

Una organización especializada en elefantes, informó este viernes desde Ginebra (Suiza) que el número de elefantes en África disminuyó de 20 millones en el siglo XX a 1,2 millones en 1980 y a 500 mil en la actualidad.

Sudáfrica tiene 55 por ciento de esa cantidad, África oriental 28 por ciento y África central 16 por ciento, según la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (Cites).

En África occidental sólo queda 2 por ciento de los paquidermos africanos, añadió un informe presentado este viernes en el encuentro de expertos y organismos especializados sobre la caza furtiva de elefantes y el comercio ilegal de marfil en 2013.

La lucha contra el contrabando de colmillos de elefante fue ese año, por primera vez, más eficaz en África que en Asia en 2013, de acuerdo con la Cites, organización internacional encargada de la protección de especies amenazadas.

Los agentes africanos de protección hicieron más grandes incautaciones que los asiáticos, afirmó el informe sobre la caza furtiva de elefantes y el comercio ilegal de marfil publicado este viernes en Ginebra por ese organismo vinculado a las Naciones Unidas (ONU).

Sin embargo, todavía se mata a más animales de los que nacen, así que aunque la caza ilegal se estabilice al nivel actual, el resultado será una disminución de la población de elefantes, explicó en la reunión el especialista Janse van Rensburg.

En 2004, el Rey Juan Carlos hizo una sangrienta carnicería en la que abatió nueve osos (ursus arctos) y un lobo, en la región de Covasna (Rumania). Este acto se convirtió en un tema de indignación internacional, puesto que el oso de esta región es una especie protegida por la Convención de Berna desde 2001, según lo informado para ese entonces por el diario Romania Libera.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.