• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El mandatario Rafael Correa también ha recibido ataques mediáticos de Estados Unidos. (Foto: Archivo)

    El mandatario Rafael Correa también ha recibido ataques mediáticos de Estados Unidos. (Foto: Archivo)

  • La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) ha financiado los levantamientos. (Foto: EFE)

    La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) ha financiado los levantamientos. (Foto: EFE)

  • El Comandante Hugo Chávez fue víctima de un golpe de Estado en 2002, financiado por Estados Unidos. (Foto: Archivo)

    El Comandante Hugo Chávez fue víctima de un golpe de Estado en 2002, financiado por Estados Unidos. (Foto: Archivo)

  • El mandatario Rafael Correa también ha recibido ataques mediáticos de Estados Unidos. (Foto: Archivo)

    El mandatario Rafael Correa también ha recibido ataques mediáticos de Estados Unidos. (Foto: Archivo)

Publicado 14 marzo 2014

El patrón desestabilizador que ha generado el derrocamiento de varios presidentes en el medio oriente, Ucrania y que busca lograr el mismo objetivo en Venezuela, está íntimamente ligado a Estados Unidos como asesor financiero e intelectual de los planes golpistas.

Se han presentado numerosas pruebas de que la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid por su sigla en inglés) está involucrada en acciones golpistas, principalmente en Cuba, Venezuela, Ecuador, Bolivia y Nicaragua.

El movimiento serbio Otpor (Resistencia) también ha estado implicado en golpes de Estado, entre ellos se ha comprobado que trató de desestabilizar el gobierno de Hugo Chávez en Venezuela, debido a que la Usaid no tiene base legal porque no existen acuerdos antigubernamentales, según indicó el portal Wikileaks.

Los activistas de la oposición venezolana recibieron al menos 70 millones de dólares en el golpe de Estado de 2002, destinados al apoyo de candidatos de extrema derecha, movilización de la sociedad civil y la formación de un nuevo liderazgo a través de intensificar la crisis política.

La Usaid también intervino en Bolivia con el financiamiento de más de 97 millones de dólares para apoyar a la oposición y enviar infiltrados a la comunidad indígena. En 2007 enviaron más de 13 millones de dólares para fortalecer gobiernos regionales de derecha y desestabilizar al nacional liderado por Evo Morales.

En ese sentido, representantes regionales instaron al Ejército a levantarse contra el presidente Morales, pero no respondieron al llamado de derrocamiento.

La Usaid también ha financiado al municipio opositor de Guayaquil en Ecuador y ha impulsado una propaganda relacionada a la “autonomía regional” que circuló por los medios de comunicación social, sin embargo, no han tenido éxito entre los seguidores de Rafael Correa, que apoyan su continuidad.

Asimismo, la ayudante del Secretario norteamericano de Estado, Victoria Nuland, declaró que invirtieron al menos 5 mil millones de dólares en la llamada revolución de Maidán (Ucrania), que ha dejado más de 100 víctimas fatales. Unos 815 millones de ese financiamiento fueron justificados por el artículo sobre la “financiación de la democracia y de los programas de intercambio”.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.