• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El pontífice dijo sentir tristeza por constatar que las comunidades católicas en Europa no están exentas a las reacciones de defensa y rechazo contra los inmigrantes.

El pontífice dijo sentir tristeza por constatar que las comunidades católicas en Europa no están exentas a las reacciones de defensa y rechazo contra los inmigrantes. | Foto: EFE

Publicado 22 septiembre 2017

Para el papa Francisco, las acciones contra los inmigrantes se ven "motivadas a menudo por la desconfianza y el temor hacia el otro, el diferente, el extranjero".

El papa Francisco afirmó este viernes sentirse preocupado por las acciones de intolerancia y xenofobia pero aún más entre los católicos en Europa.

Las declaraciones del sumo pontífice fueron emitidas durante un discurso a los jefes de las unidades pastorales para los inmigrantes que organizó el Consejo de las Conferencias Episcopales de Europa.

"No os escondo mi preocupación ante las señales de intolerancia, discriminación y xenofobia que se producen en varias regiones de Europa. Motivadas a menudo por la desconfianza y el temor hacia el otro, el diferente, el extranjero", expresó el papa.

Asimismo, la máxima autoridad del Vaticano indicó que es alarmante "la triste constatación de que las comunidades católicas en Europa no están exentas de estas reacciones de defensa y rechazo, justificadas por el no bien especificado deber moral de conservar la identidad cultural y religiosa originaria".

De esta manera, Francisco manifestó que la religión católica se propagó por todo el mundo "gracias a la inmigración de misioneros que estaban convencidos de la universalidad del mensaje de salvación de Jesucristo".

>>Papa Francisco recibe a Kuczynski en Palacio Pontificio

"En la historia de la Iglesia no faltan tentaciones de exclusivismos y de enroques culturales, pero el Espíritu Santo siempre ha ayudado a superarlas, garantizando una constante apertura hacia el otro, considerada como una concreta posibilidad de crecimiento y enriquecimiento", añadió el papa.

El pontífice es consciente de la problemática generada por los inmigrantes que llegan a Europa, por lo que pide a las sociedades "reconocer y comprender a la luz de un momento histórico marcado por la crisis económica que ha dejado herida profundas".

Según Francisco, el malestar que ocasiona la inmigración se agrava "por una sociedad no preparada y por políticas nacionales y comunitarias a menudo inadecuadas".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.