• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El presidente interino Michel Temer fue investido para continuar frente al Gobierno hasta el año 2018.

El presidente interino Michel Temer fue investido para continuar frente al Gobierno hasta el año 2018. | Foto: Reuters

Publicado 1 septiembre 2016

Argentina, Paraguay y EE.UU. son los países que han avalado el golpe parlamentario que se concretó en Brasil. Colombia aunque expresó seguir trabajando con el Gobierno ilegítimo brasileño, manifestó su aprecio por Rousseff.

Con la excusa del respeto institucional, Argentina y Paraguay se suman a la lista de los países que reconocen el gobierno ilegítimo del presidente interino de Brasil, Michel Temer. Estados Unidos fue el primero en pronunciarse.

La Cancillería de Argentina manifestó que su gobierno “respeta el proceso verificado en el hermano país y reafirma su voluntad de continuar por el camino de una real  y efectiva integración en el marco del absoluto respeto por los derechos humanos, las instituciones democráticas y el derecho internacional”.

>> EE.UU. considera constitucional la destitución de Rousseff

Medios locales como Página 12 destacaron que tras conocer la destitución de la presidenta electa democráticamente por el pueblo brasileño, en el Gobierno argentino fueron muy cuidadosos con las palabras para su pronunciamiento y la Cancillería elaboró un comunicado que se título: “Proceso institucional en Brasil”. Un contraste claro con los sectores de la oposición argentina que cuestionaron la decisión.

No obstante, esta posición del Gobierno argentino no es una sorpresa, teniendo en cuenta que Mauricio Macri, fue el primer presidente en recibir al canciller de Temer, José Serra, además cuando viajó a los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro, Macri fue recibido por Temer en el Palacio Itamaraty y ambos mostraron sintonía en diferenciarse del gobierno venezolano de Nicolás Maduro y en cuestionar la presidencia de ese país en el Mercosur.

Por su parte, el canciller de Paraguay, Eladio Loizaga, manifestó que su país respeta la decisión tomada por las “instituciones democráticas brasileñas”. "Ahora vamos a buscar la profundización de nuestras relaciones en todo sentido, económicas, comerciales, políticas".

>> Seis preguntas sobre el golpe de Estado contra Dilma Rousseff

Destacó que su gobierno ha mantenido relaciones más que cordiales en este proceso con Brasil. En la entrevista realizada por la agencia AFP, el ministro comentó que la decisión tomada por los gobiernos de Bolivia, Ecuador y Venezuela en retirar sus embajadores de Brasilia, "Son opiniones de ellos".

El dato: Temer se convirtió en vicepresidente de Brasil luego de resultar electo junto con su compañera de fórmula, Dilma Rousseff, en las elecciones de octubre de 2010. Sin embargo, después se puso frente al proceso de juicio político en su contra. 

¿Colombia parcial?

Por su parte, Colombia ha mostrado una postura -si se quiere- un poco parcial al expresar su aprecio por la presidenta Dilma Rousseff, quien fue destituida por medio de un golpe de Estado bajo la fachada de juicio político, sin embargo, manifestó su voluntad de “continuar trabajando con el Gobierno constitucional del hermano país en beneficio de la región”.

La cancillería de ese país emitió un comunicado en el que expresaron su reconocimiento y aprecio a Rousseff, “con quien sostuvimos un fluido entendimiento que enriqueció la relación bilateral. Reafirmamos los históricos lazos de amistad y cooperación que unen a estos dos países”.

>> ¿Quién es Michel Temer, el presidente interino de Brasil?

Sin embargo, destacaron que el gobierno de Colombia, “respetuoso del principio de no intervención en los asuntos internos de otros Estados, formula sus mejores votos porque el pueblo brasileño, dentro del marco de sus instituciones democráticas, reafirme su vocación de progreso y liderazgo, a la vez que manifiesta su voluntad de continuar trabajando con el Gobierno constitucional del hermano país en beneficio de nuestros ciudadanos y de la región”.

En contexto

Michel Temer, presidente interino de Brasil, fue investido este miércoles a pesar del rechazo que manifestó el pueblo brasileño ante la destitución de la mandataria Dilma Rousseff.

El proceso fue abierto en diciembre de 2015, y tras recorrer un largo camino por la cámara baja y la cámara alta del Congreso, de recolección de pruebas, presentación de testimonios y otras diligencias por parte de una comisión especial del Senado; Rousseff fue hallada culpable y destituida definitivamente por más de 54 votos (dos tercios del Senado).

Para nadie en Brasil era un secreto que el juicio político contra Rousseff se trataba de un "golpe blando", tal como lo calificó el premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel: "Los golpes blandos ya se pusieron en práctica en el continente en países como Honduras (con Manuel Zelaya)  y Paraguay (con Fernando Lugo). Ahora, la misma metodología, que no necesita a las Fuerzas Armadas, se está utilizando aquí en Brasil", manifestó.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.