• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El mandatario de Kenia, Uhuru Kenyatta, aspira a la reelección, luego de vencer en los últimos comicios de 2013.

El mandatario de Kenia, Uhuru Kenyatta, aspira a la reelección, luego de vencer en los últimos comicios de 2013. | Foto: Reuters

Publicado 9 agosto 2017

Según datos de la Comisión Electoral, el actual mandatario de Kenia lidera los resultados provisionales con 54,69 por ciento de los votos. Sin embargo, el candidato opositor denuncia fraude en los comicios, lo que ha incitado las primeras protestas en el país.

El presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, lidera este miércoles los resultados provisionales en las elecciones celebradas ayer, con un 54,69 por ciento de los votos.

Sin embargo, el candidato opositor, Odinga afirmó en su cuenta de Twitter que rechaza "los resultados transmitidos hasta ahora", al tiempo que criticó el proceso de recuento de votos realizado por la Comisión Electoral.

"Rechazamos los resultados transmitidos hasta el momento y demandamos a IEBC (Independent Electoral and Boundaries Commission, la Comisión Electoral) producir el Formulario 34As de todas las mesas electorales antes de que se anuncien otros resultados", denunció el candidato.

Con el recuento de los sufragios en 36.125 de los 40.883 colegios electorales, Kenyatta acumula ya 7.359.774 votos, frente a los 5.984.927 del líder opositor, Raila Odinga, que se queda con un 44,47 por ciento, según la información mostrada por la Comisión Electoral.

Este martes, tras el cierre oficial de los colegios electorales a las 17H00 horas (14H00 GMT), la Comisión Electoral empezó a retransmitir en su página web el recuento de los votos.

Pocos minutos después del anuncio de Odinga, quien acusó a la coalición gobernante de haber pirateado el sistema informático de recuento de votos, iniciaron los primeros disturbios en todo el país.

En Kibera y en otros suburbios de la capital, Nairobi, se ha desplegado un gran número de agentes ante el ambiente de tensión que se respira en sus calles.

Kibera, el mayor barrio chabolista de Kenia y feudo de la oposición, fue una de las áreas de Nairobi más afectadas por la violencia postelectoral de 2007, que dejó como resultado más de 1.200 personas fallecidas.

Millones de kenianos votaron pacíficamente en unas elecciones generales, marcadas por el deseo de superar sus diferencias tribales, pero también por una elevada tensión ante la imprevisible reacción popular que podría generar el rechazo de los resultados por parte del candidato derrotado.

Casi 19,6 millones de kenianos estaban llamados a acudir a 40.883 centros de votación, donde se registraron extensas colas a lo largo de toda la jornada, en parte, por los fallos del nuevo sistema de identificación biométrica que demoró el proceso de cada voto y generó quejas generalizadas.

>> Inician elecciones en Kenia para elegir nuevo presidente

En las últimas elecciones en 2013, Kenyatta ganó con el 50,07 por ciento de los votos y evitó la segunda ronda por ocho mil votos.

Por su parte, Raila Odinga, de 72 años, asegura que en 2007 le robaron la victoria y rechazó los resultados de 2013 antes de que la Corte Suprema los validara definitivamente.

Videos relacionados


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.