• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Foley fue brutalmente decapitado por el Estado Islámico. (Foto: Reuters)

Foley fue brutalmente decapitado por el Estado Islámico. (Foto: Reuters) | Foto: Reuters

Publicado 27 agosto 2014

El mandatario estadounidense prometió perseguir a los miembros del Estado Islámico de Irak, que mataron al periodista James Foley, y dijo que erradicar al grupo islamista no sería fácil.

El presidente de Estados Unidos (EE.UU.), Barak Obama, aseguró este martes que en el asesinato del periodista norteamericano James Foley a manos del grupo terrorista Estado Islámico de Irak y del Levante (EIIL) se hará justicia.

“Nuestro mensaje para cualquiera que lastime a nuestra gente es simple: Estados Unidos no olvida, nuestro alcance es amplio, somos pacientes y se hará justicia”, declaró el mandatario estadounidense.

Al destacar la importancia de las responsabilidades del Gobierno de Washington para proteger a los ciudadanos estadounidenses, Obama advirtió que las autoridades del país norteño dará una vez más pasos concretos para defender a su población.

El discurso del Presidente ocurrió durante una convención de la Legión Estadounidense de veteranos de guerra, en Charlotte, Carolina del Norte.

Obama, quien ordenó ataques aéreos contra el grupo militante en Irak, que podrían ampliarse a Siria, dijo que haría lo que fuera necesario para perseguir a quienes lastimen a estadounidenses. "Erradicar un cáncer como es EIIL no será fácil y no será rápido", dijo.

El pasado martes, el grupo islamista difundió un video en el que muestra a un terrorista enmascarado con acento londinense decapitando a sangre fría a Foley, en represalia por los bombardeos aéreos del país norteamericano contra EIIL en Irak.

La decapitación del periodista estadounidense fue condenada por la Comunidad Internacional.

Las autoridades de Damasco afirmaron que estarían dispuestos a hacer una acción coordinada contra los terroristas de EIIL, no obstante responderían a cualquier ataque por parte del Gobierno de Washington que se realice sin una previa autorización, ya que lo consideraría como una violación de soberanía.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.