• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Según datos de la ONU, el número de desplazados en la República Centroafricana, aumenta cada día. (Foto: Archivo).

    Según datos de la ONU, el número de desplazados en la República Centroafricana, aumenta cada día. (Foto: Archivo).

  • El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, Exhortó a los centroafricanos a trabajar en conjunto para poner fin la crisis en esa nación. (Foto: AP)

    El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, Exhortó a los centroafricanos a trabajar en conjunto para poner fin la crisis en esa nación. (Foto: AP)

Publicado 21 abril 2014

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, pidió este lunes a todos los habitantes de la República Centroafricana unir esfuerzos para dar fin a la violencia que enfrenta ese país desde hace varios meses.

Lamentó que un conflicto entre milicias musulmanas y cristianas, le haya quitado la vida a miles de inocentes. Destacó la importancia que tiene la integración de la sociedad civil para el cese de los enfrentamientos en cualquier país del mundo.

Abogó por la unión de los centroafricanos, quienes a su juicio, se han convertido en las principales víctimas de una guerra que no respeta edad ni condición social.

Reconoció que el número de desplazados que se registran en ese país, se debe a las pocas garantías que ofrecen las autoridades en los espacios. “Muchas familias no quieren ir a sus hogares, por temor a ser atacadas”, dijo Ki-moon.

Exhortó a la población centroafricana a no permitir que los extremistas destruyan esa nación y el futuro de los niños. Aseguró que la mayor pelea que puede dar un país a un conflicto, es la tolerancia y la unión entre hermanos.

A finales de enero del 2014, la presidenta interina de la República Centroafricana, Catherine Samba- Panza, solicitó a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) una misión especial para garantizar la paz en su país.

República Centroafricana está sumergida en el caos desde que en marzo una coalición rebelde de mayoría musulmana, los Seleka, derrocó al presidente François Bozizé. Desde entonces, la violencia se apoderó de la población rebelde cristiana y musulmana desatando una ola de violencia que le ha cobrado la vida a miles de inocentes.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.