• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los militares arrestados alegan que las 22 víctimas son criminales. (Foto: Archivo)

Los militares arrestados alegan que las 22 víctimas son criminales. (Foto: Archivo) | Foto: AFP

Publicado 29 septiembre 2014

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), mediante un comunicado, instó al Gobierno de México a investigar a fondo a los ocho militares presuntamente responsables del brutal asesinato de 22 personas el pasado 30 de junio. Los militares alegaron que las víctimas son criminales, sin embargo, declaraciones de testigos contradicen esa versión.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas instó a las autoridades mexicanas a investigar a ocho militares que fueron arrestados por la muerte de 22 personas y son señalados de haber cometido los crímenes a sangre fría.

Mediante un comunicado, el organismo internacional aseguró que el "gobierno de México tiene la obligación de investigar a fondo, juzgar y sancionar a todos los presuntos casos de ejecuciones extralegales, arbitrarias o sumarias".

Esta petición la sustenta la declaración de una testigo, cuya identidad fue reservada por motivos de seguridad, que aseguró que entre los muertos está su hija de 15 años, ejecutada a sangre fría en la masacre del 30 de junio en Tlatlaya (a 240 kilómetros de la capital del país).

La ONU aseguró que es necesario "realizar una investigación rápida e independiente sobre esas muertes". La organización además pidió "medidas urgentes de protección" para las únicas tres sobrevivientes: la testigo y otras dos mujeres detenidas por posesión de armas de fuego y crimen organizado.

En contexto

El pasado 30 de junio ocho militares ejecutaron a 22 personas con el pretexto que se trataba de miembros del crimen organizado y perecieron durante un enfrentamiento armado con los uniformados. Sin embargo, testigos afirmaron que las personas fueron ejecutadas a sangre fría a pesar de haberse rendido y que sólo una persona murió en el enfrentamiento, en Tlatlaya, localidad ubicada en Tierra Caliente.

Pese a los constantes casos que salen a la luz sobre abusos de las fuerzas policiales de México, el presidente Enrique Peña Nieto anunció ante la 69° Asamblea General de la ONU que el país que representa se unirá a las misiones de los cascos azules, también llamados soldados de paz.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.