• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El proyecto aurífero y cupífero que inició la minera Newmont en la población de Cajamarca fue rechazado por el gobierno de la región (Foto:Archivo)

    El proyecto aurífero y cupífero que inició la minera Newmont en la población de Cajamarca fue rechazado por el gobierno de la región (Foto:Archivo)

Publicado 20 febrero 2014

Campesinos y policías protagonizaron nuevos choques por la construcción del proyecto aurífero Conga en Perú, financiado por la empresa estadounidense Newmont, en Cajamarca (norte), informaron este jueves voceros de la corporación y dirigentes locales.

El proyecto que cuesta unos 4 millones 800 mil dólares se ejecuta en zonas de acceso vial donde existen cuatro lagunas naturales que serán reemplazadas por reservorios construidos por la empresa Newmont, obras rechazadas los campesinos, quienes están cargados de tensión.

"Los campesinos han dicho que van a usar todos los medios que sean necesarios para retirar la maquinaria, si es preciso a riesgo de su vida", dijo el presidente del movimiento Tierra y Libertad, Marco Arana, principal movimiento político ecologista de Perú que dirige las protestas desde hace décadas.

Asimismo, recordó que este miércoles al menos 500 manifestantes que regresaban al campamento minero en la zona de las lagunas pero fueron evacuados a la fuerza por la policía antimotín que lanzó bombas lacrimógenas y disparó perdigones a los campesinos.

Aunque en este enfrentamiento no hubo heridos ni fallecidos, el dirigente resaltó que ya los choques cobraron la vida de cinco campesinos en 2012.

Por su parte la corporación minera informó en una nota que "aproximadamente 250 personas ingresaron al campamento con el propósito de detener los trabajos de apertura de accesos que realiza como parte de la futura implementación del reservorio Perol, que es parte de los compromisos asumidos con el gobierno".

También refieren en el texto que la acción de los campesinos, obligó a los policías a activar un contingente para sacarlos del campamento.

Además indica que los trabajos de construcción no han iniciado en su totalidad, desde la suspensión del proyecto en noviembre de 2012. "Los únicos trabajos que se llevan a cabo están relacionados con la implementación de reservorios de agua para uso exclusivo de la población".

Al conocer la versión de la empresa, el gobierno de Cajamarca reitero se opone al proyecto aurífero y cuprífero debido a que atenta contra las fuentes de agua natural y el medio ambiente. Mientras, la minera estadounidense insiste que los reservorios compensarán el secado de las lagunas, por lo que el suministro de agua no se verá afectado.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.