• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Moon en rueda de prensa motivada a sus primeros 100 días en el cargo.

Moon en rueda de prensa motivada a sus primeros 100 días en el cargo. | Foto: Reuters

Publicado 17 agosto 2017
teleSUR
Boletines
Recibe nuestros boletines de noticias directamente en tu bandeja de entrada

"Estados Unidos y el presidente Donald Trump han acordado también discutir cualquier opción que pueda tomar con Corea del Sur, independientemente del tipo de opciones que tomen", apuntó el mandatario surcoreano.

No habrá otra guerra en la península coreana, aseguró este jueves el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, quien sumado a esto reiteró su disposición a dialogar con el Gobierno de Corea del Norte.

"No habrá guerra en la península de Corea nunca más, digo esto con seguridad", declaró Moon, citado por la agencia surcoreana Yonhap, durante una conferencia de prensa con motivo de sus primeros 100 días en la presidencia.

>> Moon Jae-in gana las presidenciales en Corea del Sur

Moon, quien se ha referido en varias ocasiones a un posible diálogo con Pionyang, reafirmó su postura siempre y cuando "haya garantías".

"Estudiaría el envío de un representante especial si llegara a la conclusión de que las condiciones para el diálogo y las relaciones entre las dos Coreas han mejorado, y que el hecho contribuirá a la solución del problema nuclear norcoreano", dijo.

Igualmente, el jefe de Estado aseveró que su homólogo estadounidense, Donald Trump, no emprenderá ninguna acción militar contra Corea del Norte sin el consentimiento del Sur.

>> Macron aboga por diálogo entre EE.UU. y Corea del Norte

"Estados Unidos y el presidente Donald Trump han acordado también discutir cualquier opción que pueda tomar con Corea del Sur, independientemente del tipo de opciones que tomen", sostuvo.

Las palabras de Moon llegan pocos días después de la escalada de la tensión dialéctica entre Washington y Pionyang, que la semana pasada protestó las últimas sanciones de Naciones Unidas impuestas sobre el país asiático por sus lanzamientos de misiles, con una amenaza de atacar con misiles las inmediaciones de la isla de Guam.

La respuesta de Trump fue prometer "fuego y furia" si Corea del Norte no rebaja el tono. En sus declaraciones, el magnate señaló que el arsenal de Estados Unidos está locked and loaded, expresión que en inglés se refiere a una pistola cargada y preparada para ser disparada.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.