• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El texto diplomático fue leído por la primera dama Rosario Murillo. (Foto: Archivo)

    El texto diplomático fue leído por la primera dama Rosario Murillo. (Foto: Archivo)

Publicado 13 febrero 2014

Desde Managua (capital de Nicaragua), el Gobierno que encabeza el presidente Daniel Ortega expresó este jueves su solidaridad con el presidente venezolano Nicolás Maduro ante el intento de golpe de Estado en desarrollo que vive su Gobierno.

En un comunicado leído por su portavoz, la primera dama, Rosario Murillo, calificó de "fascista" a la oposición venezolana tras las protestas de grupos violentos que dejaron tres muertos y varios heridos en el centro de la capital venezolana.

"Rechazamos la política de odio y destrucción" que promueve la "derecha fascista" de Venezuela "y nos solidarizamos en cariño y hermandad con Nicolás y su pueblo", señaló la nota diplomática.

De esta manera, el Gobierno de Daniel Ortega ratificó su plena confianza en la dirección y ruta trazada por el Comandante Supremo Hugo Chávez recorrida por la juventud y la familia venezolana.

"Sabemos, porque lo conocemos nosotros mismos (por experiencia), que esas acciones violentas son producto del odio de la derecha fascista, pero "no pasarán", comentó Murillo al momento de leer el comunicado.

Advirtió que los revolucionarios "sabemos luchar, tenemos la valentía y el coraje heredados de los próceres".

Más temprano, el gobierno de Argentina expresó también su respaldo al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro y al mismo tiempo denunció un intento de desestabilización que enfrenta el orden constitucional en el país suramericano ante los hechos de violencia promovidos por grupos fascistas de la oposición.

Asimismo, el miércoles en horas de la noche, el Gobierno de Ecuador expresó su rechazo ante los actos de violencia que se registraron en Venezuela luego que protestas convocadas por grupos opositores terminarán con tres muertos.

Violencia fascista

Este miércoles, grupos fascistas de la derecha venezolana sembraron violencia en una marcha opositora con la cual pretendieron “manchar la celebración del Bicentenario de la Batalla de la Victoria”, como lo aseguró el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

La convocatoria fue promovida por exprecandidatos presidenciales de la oposición, quienes desde hace varios días instaron con discursos violentos a salir a la calle para provocar caos en un llamado “disfrazado” de protesta pacífica.

Vea el caos y los destrozos generados por la violencia fascista http://goo.gl/mCDjqY


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.