• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El pueblo español reclama una reforma social en la constitución

El pueblo español reclama una reforma social en la constitución | Foto: El País

Publicado 2 septiembre 2016

La falta de un gobierno estable en España tras las elecciones del 20 de diciembre y las del 26 de junio ha dejado en evidencia la necesidad de una profunda reforma a la Constitución española.

La discusión de un cambio a la Carta Magna lleva más de una década. Los defensores de la reforma sostiene que es necesaria para modernizar el sistema político y las instituciones del Estado, así como el derecho de heredar Reino. 

Debido a la incapacidad de las principales fuerzas políticas en formar un nuevo gobierno, tras los resultados electorales del pasado 20 de diciembre de 2015 y los posteriores del 26 de junio de 2016, la revisión a la carta magna se hace evidente.

Ante el panorama de unas terceras elecciones, los principales partidos políticos han vuelto a poner el tema en el tapete, pues la falta de un gobierno evidencia las falencias del sistema político y no ha permitido el normal funcionamiento del Estado.

Partidos políticos y la reforma constitucional


Partido Popular

A diferencia del apoyo a una reforma a la Constitución tras la firma del acuerdo con Ciudadanos, para diciembre de 2015 el PP se oponía a una cambio en la Carta Magna, Rajoy no creía que existía una demanda social y el consenso político para presentarla al Congreso.

Ciudadanos

Desde hace una década el partido de centro derecha Ciudadanos ha propuesto la modificación de la Constitución. En la campaña para las elecciones del 20 de diciembre de 2015, el líder de la tolda naranja, Albert Rivera, proponía una nueva ley electoral, derechos sociales garantizados, la supresión del Senado y las diputaciones provinciales, la fusión de municipios, el reconocimiento de la pertenencia a la UE y una modificación profunda del Poder Judicial (despolitizar el Tribunal Constitucional y suprimir el Consejo General del Poder Judicial) centraba la reforma constitucional de Ciudadanos.

El domingo 28 de agosto de 2016, Ciudadanos y el Partido Popular sellaron un acuerdo para apoyar al presidente en funciones del gobierno, Mariano Rajoy, en el proceso de investidura, entre los puntos de honor se desprendía la creación de una mesa de expertos juristas y constitucionalistas que analizarán las reformas que deben introducirse en la Carta Magna del país europeo.

>> Juristas españoles analizarán reformas a la Constitución

Rivera abogaba por una reforma del Senado, así como la inclusión de un apartado con derechos sociales como la salud, la vivienda, los servicios sociales, los derechos medioambientales y de los consumidores y usuarios, así como el acceso a los servicios públicos en condiciones de igualdad.

PSOE

Para las elecciones del 20 de diciembre el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) impulsaba una reforma electoral basada en cinco puntos: Reformar la estructura territorial del Estado con los principios y técnicas del federalismo; reforzar los derechos sociales blindando en la Carta Magna servicios básicos; fortalecer y ampliar los derechos civiles y libertades públicas; mejorar la calidad democrática y de las instituciones (reforma del sistema electoral incluida); y reforzar el compromiso con la Unión Europea "más social y decidida a la integración". 

Podemos

En diciembre de 2015, el líder del partido socialista Podemos, Pablo Iglesias esgrimía la tesis de una profunda reforma constitucional sostenida en cinco acuerdos. Proponía un nuevo sistema electoral que suponga que el voto de cada persona tenga el mismo peso y valor; la protección de los derechos sociales;  la defensa de la unidad de España en la plurinacionalidad y el derecho a decidir (incluido referendo); reformar la justicia para un poder judicial independiente y la lucha contra la corrupción.

Ante la incertidumbre generada tras las elecciones del 20 de diciembre de 2015 y los posteriores ocho meses sin un gobierno formal, la tan necesaria reforma a la constitución no se llevará a cabo en el corto plazo, pues la misma debe ser presentada, estudiada y votada en el Congreso y por el pueblo español.

El camino de la Reforma Constitucional


Partidos políticos y expertos en Derecho Constitucional han argumentado que una reforma a la constitución de 1978 es necesaria, debido a que la Carta Magna no se adecúa a las urgencias actuales de la mayoría de los españoles, pero no se termina de avanzar en el cambio. 

Varios expertos intentan explicar las razones para este inmovilismo. En el año 2013, el catedrático de Derecho Constitucional Javier Díaz Revorio exponía que en España hay miedo en algunos sectores sociales y políticos, "es probablemente porque no se sabe muy bien qué se debe cambiar y, sobre todo, no está nada claro cuál es el punto de llegada de esa reforma".

>> Parlament aprueba fijar pasos para independencia de Cataluña

Revorio sostenía que para llevar adelante la modificación en la constitución primero habría que fijar los temas que necesitan reforma con más urgencia. A partir de ahí, clarificar posiciones políticas, y entonces iniciar el proceso de cambio.

De acuerdo al también catedrático de Derecho Constitucional Antonio Torres del Moral, la reforma a la Constitución es un proceso complicado, que requiere al menos 10 meses.

Para Torres del Moral una de las reformas en la que los partidos coinciden es la del Senado, que no resultaría sencilla “porque requiere la reforma de 15 ó 20 artículos, pero el algo en lo que todo el mundo está de acuerdo en que hay que hacer, aunque no en el cómo”.

>> La disyunción española

En pocas palabras para lograr una reforma constitucional se necesita la responsabilidad y voluntad política de asumir un cambio que afectaría los sectores más conservadores de  la sociedad española que se oponen a un cambio necesario y que corresponda  con las necesidades inmediatas del pueblo.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.