• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El expresidente Carlos Mesa dice que su tarea es posicionar en el exterior los argumentos de la demanda marítima. (Foto: ABI)

    El expresidente Carlos Mesa dice que su tarea es posicionar en el exterior los argumentos de la demanda marítima. (Foto: ABI)

Publicado 30 abril 2014

El presidente de Bolivia, Evo Morales, se reunirá este miércoles con expresidentes y cancilleres del país con el objetivo de analizar la demanda marítima contra Chile en la Corte Internacional de Justicia de La Haya y la memoria que la acompaña.

Tras sostener un encuentro con los gobernadores de los departamentos del país, el jefe de Estado explicará a los anteriores mandatarios la estrategia boliviana y recogerá sus consideraciones.

Morales incluye en este tema a figuras que antes ocuparon la presidencia del país, al nombrar a Eduardo Rodríguez Veltzé como agente ante la Corte de La Haya, y a Carlos Mesa como representante para tratar el tema en el ámbito internacional.

Carlos Mesa explicó que su responsabilidad es posicionar en el mundo los argumentos y las razones que llevaron a Bolivia a demandar a Chile ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, para obligar a ese país a negociar una salida soberana al mar.

"Se trata de una invitación que me ha hecho el presidente Evo Morales, que consiste en que confía en darme tareas determinadas que están vinculadas con la difusión internacional de la causa boliviana. De algún modo de lo que se trata es de posicionar los argumentos y las razones de Bolivia que rectifican el juicio", insistió.

Las reuniones del presidente boliviano continuarán en los próximos días con los representantes de la Central Obrera Boliviana y la Coordinadora Nacional para el Cambio, las cuales agrupan a la totalidad de los movimientos sociales del país.

Bolivia perdió 400 kilómetros de costas al Océano Pacífico, luego de una invasión chilena en febrero de 1879, en la cual el país vecino le arrebató también 120 mil kilómetros cuadrados de territorios.

Un cuarto de siglo después ambas naciones firmaron el Tratado de Paz y Amistad, un acuerdo que el gobierno de Evo Morales insiste en renegociar, una de las razones por las cuales acudió en 2013 a la Corte de La Haya.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.