• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los maestros exigen la aparición con vida de los 43 estudiantes de Ayotzinapa (Foto: Proceso)

Los maestros exigen la aparición con vida de los 43 estudiantes de Ayotzinapa (Foto: Proceso)

Publicado 1 noviembre 2014

Con la toma de gasolineras, palacios municipales y el bloqueo de un aeropuerto en Oaxaca (sur de México), los maestros del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación protestaron por la desaparición de normalistas.

Este sábado los maestros de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE-CNTE) cumplieron su tercer día de manifestaciones y paro de labores para exigir la presentación con vida de los 43 normalistas desaparecidos en Guerrero (sur del México).

En el estado Oaxaca (sur) los manifestantes tomaron posesión de varias gasolineras y regalaron combustible a los automóviles que llegaban. El secretario de Organización de la Sección 22, Francisco Villalobos, informó que solo en las regiones Valles Centrales y el Istmo de Tehuantepec se realizó la toma de gasolineras.

Por su parte, el presidente de Empresarios Gasolineros del Estado de Oaxaca (EGEO), Marco Bellasina Muro, informó  que unas 40 gasolineras fueron cerradas como medida preventiva ante las protestas del magisterio.

Los maestros de la Sección 22 también bloquearon el acceso al aeropuerto de la turística localidad de Puerto Escondido (Oaxaca), sin que se registraran enfrentamientos con las fuerzas del orden. De igual manera tomaron varios palacios municipales, así como centros comerciales.

El presidente de EGEO precisó que en la mayoría de las ocho regiones del estado de Oaxaca se liberaron las casetas de peaje.

Paro nacional

Este viernes estudiantes de la Asamblea Interuniversitaria de México convocaron a un paro nacional para el próximo 5 de noviembre en exigencia de la aparición con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos. El clamor sigue siendo “Vivos se los llevaron, vivos los queremos”.

En contexto

Entre el 26 y 27 de septiembre, la policía de Iguala disparó contra los autobuses donde se trasladaban los estudiantes normalistas, hecho que dejó a seis personas muertas (una con signos de tortura) y 17 heridas, además de 58 estudiantes desaparecidos, de los cuales 15 aparecieron, uno de ellos muerto.

La indignación global por el caso también se sustenta en la aparente inacción del Gobierno nacional y su falta de respuestas en un caso de desaparición masiva y a la luz pública. Los familiares de los jóvenes, que llevaban a cabo una protesta contraria al Gobierno regional, han asegurado que no confían en la claridad de la investigación del caso.

teleSUR te invita a leer la nota especial: Ayotzinapa, un proyecto revolucionario


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.