• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El ahora exfuncionario será investigado por sus vínculos con Iguala. (Foto:lacronica.com)

El ahora exfuncionario será investigado por sus vínculos con Iguala. (Foto:lacronica.com)

Publicado 16 octubre 2014

El máximo representante del estado Guerrero en materia de Salud fue separado de su cargo por sus presuntos vínculos con el alcalde prófugo de Iguala, mientras se mantienen las protestas de estudiantes y profesores en reclamo de la aparición de los 43 normalistas desaparecidos.

El secretario de Salud del estado mexicano de Guerrero, Lázaro Mazón Alonso, fue destituído de su cargo y puesto bajo investigación por supuestos nexos con el alcalde prófugo de Iguala, José Luis Abarca Velázquez, informó el gobernador de la entidad, Ángel Aguirre.

"El día de hoy he solicitado la dimisión del Secretario de Salud, Lázaro Mazón, a efecto de que pueda acudir a las instancias legales correspondientes y pueda explicar sus relaciones que tenga, tenía, con el ciudadano presidente municipal prófugo, José Luis Abarca", sostuvo el gobernador en conferencia de prensa en el Centro de Convenciones Forum Mundo Imperial.

Un informe del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) indicó que Abarca Velázquez fue quien ordenó el ataque contra los estudiantes de la Normal de Ayotzina, que aún cuenta con 43 desaparecidos. 

El reporte señaló que el alcalde “siempre tuvo conocimiento de los hechos, pues fue constantemente informado por el director de Seguridad Pública Municipal.

Indignación social

En horas de la tarde de este jueves, decenas de profesores de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y de la Educación de Guerrero (CETEG), tomaron el control de cuatro alcaldías de la región para presionar a las autoridades a que busquen y regresen con vida a los 43 normalistas desaparecidos desde el pasado 26 de septiembre tras una arremetida policial, vinculada al alcalde de Iguala.

Los manifestantes dijeron sentirse indignados por la negligente búsqueda y activaron un plan que incluye bloqueos de carreteras principales, y esperan tomar el control de 81 alcaldías.

Participaron alrededor de mil 500 estudiantes y profesores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), clamando "Vivos se los llevaron, vivos los queremos", ante un caso evidencia la violencia policial y del narcotráfico en el país.

teleSUR te invita a conocer en detalle: El Caso Iguala


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.