• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Cientos de personas protestaron este domingo en varias ciudades de Alemania contra el partido de ultraderecha AfD y en rechazo al triunfo de Angela Merkel en las elecciones.

Cientos de personas protestaron este domingo en varias ciudades de Alemania contra el partido de ultraderecha AfD y en rechazo al triunfo de Angela Merkel en las elecciones. | Foto: Reuters

Publicado 25 septiembre 2017

Según los datos de la Oficina electoral federal, la participación en estas generales, se situó en el 76,2 por ciento, frente al 71,5 por ciento de 2013.

El bloque Unión Demócrata Cristiana/Unión Social Cristiana de Baviera (CDU/CSU), liderado por Angela Merkel, ganó las elecciones de Alemania, con el 33 por ciento de los votos, 8,5 puntos menos que en las elecciones de 2013 y su nivel más bajo de apoyo desde 1949.

Merkel, quien intenta recuperarse del impacto sufrido por el auge de la extrema derecha, expresó que sus aliados se dedicarán a la construcción del próximo gobierno. También se mostró segura de que una coalición gobernante estará formada antes de Navidad.

Mientras que la reelecta comenzaba este lunes a sondear a socios para construir un gobierno de coalición tras conseguir un cuarto mandato como canciller alemana en las elecciones de este domingo, sus socios de coalición, los socialdemócratas de centroizquierda, se desplomaban; anunciaron que pasarán a la oposición. 

La ultraderecha vuelve al Bundestag

La Alternativa para Alemania (AfD, por su sigla en alemán), que en los comicios de 2013 quedó fuera del Bundestag (cámara baja) al no alcanzar por unas décimas el mínimo necesario del 5 ciento de los sufragios, alcanzó el 12,6  por ciento, por lo que la ultraderecha logró entrar en el Parlamento alemán por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial.

Muchos alemanes ven el ascenso de AfD como un rechazo similar al "statu quo" reflejado en el referendo que selló la salida de Reino Unido de la Unión Europea y en los comicios que llevaron a la Casa Blanca a Donald Trump el año pasado.

Los inversionistas están preocupados por la perspectiva de una Merkel más débil a la cabeza de una coalición potencialmente inestable junto al Partido Democrático Libre, un grupo proempresarial, y los Verdes de centroizquierda.

De acuerdo a fuentes oficiales, también están inquietos de que los meses de conversaciones para formar una coalición puedan distraer al país de las negociaciones con Reino Unido sobre su divorcio de la Unión Europea y de los esfuerzos para impulsar la integración.

Según los datos de la Oficina electoral federal, la participación en estas generales se situó en el 76,2 por ciento, frente al 71,5 por ciento de 2013.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.