• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • La crecida de los ríos afectó especialmente a los departamentos amazónicos de Beni y Pando (norte), pero también a Cochabamba (centro), La Paz (oeste) y Santa Cruz (este). (Foto: Archivo)

    La crecida de los ríos afectó especialmente a los departamentos amazónicos de Beni y Pando (norte), pero también a Cochabamba (centro), La Paz (oeste) y Santa Cruz (este). (Foto: Archivo)

Publicado 25 marzo 2014

El viceministro de Desarrollo Rural, Victor Hugo Vásquez informó este martes que la temporada de lluvia que ha azotado a Bolivia desde septiembre y que se espera culmine en este mes, ha dejado un saldo de 110 mil cabezas de ganado muertas en cinco departamentos del país; además de 63 mil hectáreas de cultivo dañadas.

Las fuertes lluvias dejaron además un total de 60 muertos y 60 mil familias damnificadas en todo el país, de acuerdo a una balance difundido a comienzos de marzo.

En declaraciones a la radio estatal Patria Nueva, el viceministro indicó que los daños mayores ocurrieron en el sector agropecuario de la región amazónica de Beni (noreste), fronteriza con Brasil.

La crecida de los ríos afectó especialmente a los departamentos amazónicos de Beni y Pando (norte), pero también a Cochabamba (centro), La Paz (oeste) y Santa Cruz (este). De los 339 municipios en que se divide la geografía boliviana, "82 municipios emitieron una declaratoria de emergencia", sostuvo Vázquez.

Aunque la intensidad de las lluvias ha bajado en los últimos días, hasta virtualmente desaparecer, la alerta permanece en el poblado amazónico de Guayaramerín, fronterizo con Brasil, donde unas mil 700 familias fueron damnificadas por la crecida de ríos.

El gobierno boliviano anunció que destinará recursos para reconstruir las viviendas dañadas y para reponer el hato ganadero perdido; además de una inversión superior a los 28,7 millones de dólares en la rehabilitación de las carreteras dañadas por las lluvias e inundaciones que azotaron al país en los últimos meses.

El anuncio fue realizado el lunes en una rueda de prensa del ministro de Obras Públicas, Vladimir Sánchez, y el presidente de la estatal Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), Antonio Mullisaca, en respuesta a una protesta de chóferes que transitan por las rutas del norte amazónico y reclaman el mantenimiento de estas vías.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.