• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El mandatario filipino desarrolla una lucha contra el narcotráfico.

El mandatario filipino desarrolla una lucha contra el narcotráfico. | Foto: Reuters

Publicado 18 agosto 2017





En el mes de agosto se ha registrado la mayor operación contra narcotraficantes que emprendiera el gobierno de Rodrigo Duterte en ese país asiático contra el narcotráfico.

Desde que Rodrigo Duterte fuera elegido presidente de Filipinas, en junio de 2016, según cifras oficiales alrededor de 3.500 personas han muerto en operaciones antidroga.

En el mes de agosto se ha registrado la mayor operación contra narcotraficantes que emprediera el gobierno de Duterte en ese país asiático.

>> Operación antidroga deja 58 muertos tras 72 horas en Filipinas

Luego de cuatro jornadas, la policía anunció que desde principios de semana fueron lanzados 84 operativos y arrestadas más de 200 personas en Manila y varias provincias contiguas.

Las fuerzas de seguridad incautaron durante esta acción varios kilogramos de metanfetamina y marihuana y más de una treintena de armas de fuego.

Acabar con el narcotráfico, la promesa de Duterte


Pese a las fuertes críticas de la comunidad internacional y organizaciones defensoras de los derechos humanos, el presidente filipino ha dejado claro que su lucha contra el narcotráfico y la corrupción es la garantía del restablecimiento de la paz y el orden en Filipinas.

La lucha contra el narcotráfico no solo ha dejado muertes por enfrentamientos y como parte del crimen organizado, sino que ha propiciado la entrega para rehabilitación de más de 730.000 consumidores y además traficantes. Algunos medios de prensa locales alegan incluso la reducción de la delincuencia en un 49 por ciento.

El mandatario ha calificado al narcotráfico como un “mal que aflige a este país”. Foto: EFE
El mandatario ha calificado al narcotráfico como un “mal que aflige a este país”. Foto: EFE

El mandatario ha calificado al narcotráfico como un “mal que aflige a este país”, por lo que su polémica operación abarca incluso a oficiales, políticos y funcionarios que sostengan vínculos con la droga.

En agosto de 2016, Duterte hizo públicos los nombres de 159 jueces, políticos, policías y militares a a los que acusó de estar vinculados con el narcotráfico. El mandatario ordenó cancelar permisos de armas y licencias de los mencionados en esta lista, y urgió a los agentes y soldados asignados para la protección de los acusados a que abandonaran sus puestos y regresaran a sus unidades.

Según cifras oficiales, desde que el mandatario asumió el cargo, la polémica campaña causó unas siete mil muertes de personas calificadas oficialmente como "personalidades de la droga".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.