• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El Gobierno decretó este domingo dos días de duelo por los ocho policías muertos en los choques

El Gobierno decretó este domingo dos días de duelo por los ocho policías muertos en los choques | Foto: Reuters

Publicado 11 mayo 2015

Los hechos de este fin de semana se produjeron en medio de la crisis política que enfrenta el Gobierno por acusaciones de escuchas ilegales.

Violentos choques ocurridos este fin de semana en el norte de Macedonia dejaron saldo de 22 personas muertas, entre ellas ocho policías y 14 miembros de un grupo armado de presunto origen albanés, según informaron fuentes oficiales.

El portavoz del Ministerio del Interior, Ivo Koteczki, dio a conocer que durante los hechos iniciados el sábado en la norteña ciudad de Kumanovo, cerca de la frontera con Kosovo, también resultaron heridos 37 agentes del orden.

De acuerdo con las autoridades de la antigua república yugoslava, encontraron los cadáveres de 14 personas que al parecer eran miembros de la agrupación armada, algunos de los cuales llevaban uniformes con insignias del Ejército de Liberación de Kosovo, pero sin documentos de identidad.

El primer ministro de la nación europea, Nikola Gruevski, afirmó que se trataba de un grupo terrorista que planeaba ataques a civiles en centros comerciales y edificios estatales con el objetivo de desestabilizar al país, aunque descartó la complicidad de la población albanesa, la cual representa alrededor de la cuarta parte de los 2,1 millones de habitantes de Macedonia.

La Fiscalía nacional informó este lunes que, tras los hechos, 30 personas fueron acusadas bajo cargos de terrorismo, amenaza al orden constitucional y la seguridad, y posesión ilegal de armas.

A su vez, la presidenta de Kosovo, Atifete Jahjaga, y el primer ministro, Isa Mustafa, criticaron cualquier implicación de sus ciudadanos en los enfrentamientos violentos producidos en el Estado vecino.

El operativo de este fin de semana se produjo en medio de una crisis política que afecta al Gobierno tras la revelación de audios que evidencian los intentos de encubrir en 2011 el asesinato de un joven cometido por un agente del orden.

Al mismo tiempo, la oposición acusa al Ejecutivo de Gruevski de corrupción y de haber espiado telefónicamente a más de 20 mil personas, entre ellas dirigentes políticos, periodistas y autoridades religiosas.

Frente a los sucesos más recientes, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, llamó a la cordura de todas las partes vinculadas con lo acontecido en Kumanovo, y a avanzar en el restablecimiento de la calma y en las investigaciones correspondientes.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.