• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El nuevo presidente expresó su solidaridad con los docentes y aseguró que tendrá una "política de puertas abiertas" (Foto:teleSUR)

    El nuevo presidente expresó su solidaridad con los docentes y aseguró que tendrá una "política de puertas abiertas" (Foto:teleSUR)

Publicado 9 mayo 2014

Este viernes, cientos de docentes costarricences que se encuentran en huelga desde el pasado lunes, llegaron este viernes a la Casa Presidencial, donde 18 integrantes de sindicatos educativos fueron recibidos y sostuvieron una reunión con la ministra de Educación, Sonia Marta Mora.

Los docentes llevaron sus demandas hasta la sede del Ejecutivo, en el primer día del recién juramentado presidente Luis Guillermo Solís, en reclamo de que el gobierno solucione los retrasos salariales

El presidente de la Asociación Nacional de Educadores (ANDE), Gilberto Cascante, dijo a la agencia Efe que con el nuevo Gobierno, que asumió este jueves sus funciones, esperan que la situación sea diferente y se resuelvan los atrasos salariales que motivaron la huelga.

"Esta vez es muy diferente, nos dejaron llegar hasta las puertas de Casa Presidencial, no como otras ocasiones donde los policías no nos dejan avanzar. Ahora vamos a pedirle a Luis Guillermo Solís una solución pronta al problema", aseveró Cascante.

Mora manifestó a los periodistas antes de la reunión que tiene varias ideas para hacerle frente a la problemática y que las expondrá a los sindicalistas para que ellos las valoren.

De su parte, el nuevo presidente expresó su solidaridad con los docentes y aseguró que tendrá una "política de puertas abiertas" para las visitas de diferentes organizaciones y que serán recibidos con respeto y orden.

Los atrasos salariales afectan a unos 7 mil maestros, lo que equivale aproximadamente al 10 por ciento de la plantilla del Ministerio de Educación.

Propuestas del nuevo mandatario

Luis Guillermo Solís, asumió la Presidencia este jueves bajo la consigna de “gobernar en la calle y con la gente", una propuesta que incluye mayor participación de la gente y un fuerte apoyo a sectores que considera "olvidados", como el agrícola y el educativo.

El nuevo Gobierno tendrá como grandes retos resolver el déficit fiscal del país, que en 2013 alcanzó el 5,4 por ciento del producto interno bruto (PIB), y disminuir la pobreza que se encuentra estancada en alrededor de un 21 por ciento desde hace casi dos décadas.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.