• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El primer ministro francés catálogo de "guerra de religión" el asesinato del sacerdote.

El primer ministro francés catálogo de "guerra de religión" el asesinato del sacerdote. | Foto: Le Monde.

Publicado 29 julio 2016

En una entrevista a un diario francés, Valls reconoció que su Gobierno cometió un error tras haber liberado a un posible iniciado del Daesh.

El primer ministro de Francia, Manuel Valls, afirmó este viernes que en un Estado de derecho es inadmisible encarcelar a individuos por meras sospechas y ha asegurado que no será su Gobierno “quien cree un Guantánamo a la francesa”.

"Encerrar a individuos en centros con la sospecha como única base, es moral y jurídicamente inaceptable. Por otra parte, no sería eficaz. Mi gobierno no va a ser el que cree un Guantánamo a la francesa", recalcó.

Una declaración de principios de Valls, con la que ha rechazado la propuesta del líder de Los Republicanos, Nicolas Sarkozy, de “saltarse” el marco jurídico actual.

Entrevistado por el diario Le Monde, reconoció que la justicia francesa cometió un "fallo" judicial tras la puesta en libertad del joven militante Adel Kermiche, quien asesinó al padre Hamel el pasado martes.

>> Medios franceses dejan de publicar fotos de los terroristas

El francés Adel Kermiche, uno de los autores del atentado contra la parroquia de Saint Étienne du Rouvray, en las afueras de Rouen, se encontraba bajo el régimen de vigilancia por medio de un brazalete electrónico, tras haber intentado viajar dos veces a Siria para unirse a las filas del autodenominado Estado Islámico (Daesh en árabe).

"Fue un fallo, hay que reconocerlo. (...). Pero no voy a ser yo quien, despreciando todo equilibrio de poderes, caiga en la vía fácil de culpar a los jueces de ese acto terrorista. Cada decisión es de una gran complejidad" indicó el primer ministro.

Dato:
Los extremistas del Dáesh, en base a textos islámicos, creen que si un yihadista muere sin haber jurado lealtad a un califa fallecerá como un apóstata.

Sin embargo, Valls dijo estar abierto a toda propuesta de mejora en materia antiterrorista, siempre y cuando no franquee el Estado de derecho.

Por otra parte, el funcionario consideró que al degollar a ese sacerdote los terroristas tenían como objetivo una "guerra de religión", pero insistió en que la respuesta debe ser el rechazo del odio y de la demagogia, ante un enemigo que "es un proto-Estado incompleto pero que ha sometido a diez millones de personas".

>> Hollande: El Daesh nos declaró la guerra

Valls consideró importante abrir el debate sobre el islam y su relación con Francia, por lo cual expresó su deseo de que los imanes "se formen en Francia".

"Hay que inventar una nueva relación con el islam de Francia. Debemos alcanzar un nuevo modelo. (...). Deseo, principalmente, que los imanes se formen en Francia y no en otra parte. Soy partidario de que, durante un periodo por determinar, no pueda haber financiación extranjera en la construcción de las mezquitas", dijo.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.