• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El ex jefe de la DINA falleció este viernes en el Hospital Militar.

El ex jefe de la DINA falleció este viernes en el Hospital Militar. | Foto: Contrainjerencia

Publicado 7 agosto 2015

Manuel Contreras pertenecía al círculo íntimo de Augusto Pinochet y fue una pieza central en el diseño del terror del dictador.

El ex jefe de la policía secreta en la dictadura de Pinochet falleció este viernes en el Hospital Militar. Aunque aseguró que sus últimos días serían en libertad, a los 86 años terminó su vida con más de 500 años de condena.

A pesar de todas sus condenas por delitos de lesa humanidad, nunca fue degradado por las Fuerzas Armadas. Pasó sus últimos años de salud en una cárcel de lujo, una cabaña solo para él con servicios como canchas de tenis, TV cable, piscinas, teléfono e Internet.

Manuel Contreras, quien ostentara el título del primer director de la policía secreta de la Dictadura de Augusto Pinochet, perpetró los crímenes más horrendos en el círculo íntimo del dictador.

Desde principios de 1974 y hasta su transformación en la Central Nacional de Informaciones (CNI) en agosto de 1977, la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) fue la principal responsable de la política de exterminio del movimiento popular decretada por la junta militar y, en particular, por su máxima autoridad, el general Augusto Pinochet.

La DINA imprimió al régimen un carácter terrorista y estuvo al servicio de su proyecto político de la “refundación” de Chile para la consolidación de Pinochet como dictador, consagrada con su nombramiento como Presidente de la República en diciembre de 1974, tras el golpe de Estado a Salvador Allende.

La DINA: El puño de Pinochet
 

El coronel Manuel Contreras, jefe de la Escuela de Ingenieros del regimiento de Tejas Verdes, insistió en la necesidad de exterminar a los dirigentes y militantes de los partidos y organizaciones de izquierda y señaló que las Fuerzas Armadas debían destinar a sus mejores hombres para cumplirlo.

En octubre, Contreras asumió el mando de una dependencia secreta que en apariencia pertenecía a la Secretaría Ejecutiva Nacional de Detenidos (SENDET), un organismo que funcionaba en el clausurado Congreso Nacional y un mes después, Pinochet le encargó un proyecto para organizar un organismo de inteligencia nacional.

De esta forma, Contreras fue designado responsable de la Comisión DINA. Con la creación de un nuevo organismo represivo, Pinochet quiso poner fin a las disputas entre los servicios de inteligencia de las distintas ramas de las Fuerzas Armadas y Carabineros, ya que sería la DINA, sometida exclusivamente a su voluntad, la principal responsable de la llamada “guerra anti subversiva”. 

Represión. Soldados del ejército chileno detienen a trabajadores del Palacio de la Moneda durante el golpe de Pinochet.
 

Manuel Contreras decía: “Exterminaremos el marxismo y sus ideologías afines como si fueran plagas”.  En el adiestramiento de sus agentes, Contreras contó con la ayuda de Ray Warren, jefe de la estación de la CIA en el país, quien puso a su disposición no sólo manuales técnicos y de entrenamiento, sino también personal de la Agencia. 

El Dato → Contreras también fue pieza clave en la creación e implementación de la denominada “Operación Cóndor”, la coordinación de los organismos de represión e inteligencia de las dictaduras militares del cono sur –Chile, Argentina, Brasil, Bolivia, Paraguay y Uruguay- para detener e intercambiar miembros de la oposición a los respectivos regímenes, en la década de los 70. 

La dictadura de Pinochet (entre 1973 y 1990) dejó más de tres mil 200 personas asesinadas en Chile, casi mil 200 detenidos desaparecidos y 34 mil personas fueron objeto de torturas y encarceladas sin el proceso judicial correspondiente.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.