• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Malala calificó como un honor su nombramiento y reiteró la importancia de la educación, especialmente de las niñas.

Malala calificó como un honor su nombramiento y reiteró la importancia de la educación, especialmente de las niñas. | Foto: ONU

Publicado 10 abril 2017

Su lucha por la igualdad y el derecho a la educación de mujeres y niñas le hizo merecedora del galardón otorgado por la ONU.

La activista paquistaní Malala Yousafzai fue nombrada este lunes como Mensajera de la Paz por el secretario de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres.

“Rindo homenaje al compromiso inquebrantable con la paz que has mostrado, incluso en momentos de riesgo personal, a tu continua búsqueda de lo mejor de la humanidad y a tu determinación de construir un mundo mejor”, manifestó Guterres en la sede de Naciones Unidas en Nueva York.

El secretario resaltó que Malala es la Mensajera de la Paz más joven y enalteció su valiente defensa de los derechos humanos, especialmente los referidos a la educación y a la igualdad de mujeres y niñas.

Por su parte, Malala calificó como un honor su nombramiento y reiteró la importancia de la educación, especialmente de las niñas.

“Animo a todas las chicas a levantarse y a creer en ellas mismas. Ustedes son las verdaderas promotoras del cambio. Si no se levantan el cambio no llegará. Si quieren un futuro brillante tienen que empezar a trabajar en él ahora y no esperar a nadie”, agregó.

Una vida de lucha

Malala Yousafzai nació el 12 de julio de 1997 en el valle de Swat, en Pakistán, y desde muy joven se pronunció a favor del derecho a la educación de las niñas y mujeres.

En octubre de 2012 fue víctima de un atentado por parte de talibanes que casi le arrebata la vida. Desde entonces se convirtió en símbolo internacional.

En 2014, cuando tenía  17 años, obtuvo el Premio Nobel de la Paz.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.