• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
“Imagínense que los líderes de Latinoamérica le hubiesen tenido miedo a George Bush”, expresó el mandatario.

“Imagínense que los líderes de Latinoamérica le hubiesen tenido miedo a George Bush”, expresó el mandatario. | Foto: teleSUR

Publicado 5 noviembre 2015

El presidente de Venezuela rememoró la victoria que representó el rechazo al mecanismo del ALCA promovido por EE.UU.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, manifestó este jueves que el pueblo latinoamericano no puede perder el camino de la independencia logrado por los expresidentes de Brasil Luis Inázio Inácio “Lula” Da Silva, de Argentina Néstor Kirchner, y de Venezuela Hugo Chávez, con su rechazo al Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA).

Durante un acto público realizado en el estado Yaracuy, Maduro recordó que esa batalla la inició el líder de la Revolución bolivariana de Venezuela con su discurso pronunciado hace 10 años en Mar de Plata, Argentina, donde rechazó el mecanismo que pretendía imponer a América Latina el Gobierno estadounidense de George W. Bush. 

Lea también: No al ALCA sigue vigente en América Latina y el Caribe

Rememoró que Chávez hablaba de la victoria de los pueblos de la región sobre el bloque económico que favorecía la economía y el control norteamericano. 

Hace una década inició el camino a la nueva independencia, señaló el mandatario venezolano en alusión a países como Venezuela, Argentina, Brasil, Nicaragua, entre otros, que se forjaron un nuevo modelo social como política de Estado. 

“Imagínense que los líderes de Latinoamérica le hubiesen tenido miedo a George Bush”, expresó. 

De acuerdo con Maduro, hay que mantener el camino hacia la nueva independencia del siglo XXI.

Lea también: La derrota del ALCA fue un No de dignidad de los pueblos latinoamericanos
 

 

Lea también: América Latina a 10 años de la derrota del ALCA

En contexto 

En noviembre de 2005, el entonces presidente de Venezuela, Hugo Chávez se encontraba en Mar de Plata, donde coincidió con sus homólogos de Argentina y Brasil, Néstor Kirchner y Luis Inácio “Lula” Da Silva, respectivamente, en la IV Cumbre de los Pueblos. 
En dicho acontecimiento, Chávez expresó que en Mar de Plata “está la tumba del ALCA”, en rechazo a la Aliaza que no era más que una expansión del Tratado de Libre Comercio de Estados Unidos, Canadá y México en la región americana. 
La posición de Chávez, Kirchner y Lula siempre estuvo en contra del ALCA por considerarla como un método de expansión política y económica de Estados Unidos. 
Desde entonces, se ha considerado al ALCA como un proyecto muerto, debido a la posición de los tres mandatarios latinoamericanos, que se replicó en diferentes Estados de la región. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.