• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 5 abril 2014

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, reiteró este sábado su voluntad y compromiso de sentarse a dialogar con la oposición democrática del país en el marco de la pacificación nacional.

Durante una actividad del Gobierno de calle en el estado Nueva Esparta, en la región insular venezolana, el mandatario dijo: “Yo he comprometido a buscar el diálogo nacional. Con la oposición política. No me voy a sentar en una mesa con fascistas”.

En este marco, el dignatario venezolano aseveró que Venezuela se está enfrentando al monstruo del fascismo y que existen dos caras: una Venezuela mayoritaria que trabaja por amor y quiere la paz, en contra de una cara horrorosa protagonizada por líderes de extrema derecha.

Fustigó que el jefe político de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), no atienda a los reiterados llamados de paz que ha realizado el mandatario. “No les parece extraño que yo tenga ocho semanas llamando al diálogo, y la MUD sea sorda”, se preguntó Maduro.

El primer mandatario nacional confesó estar tentado a ponerle fecha y hora y esperarlos en Miraflores (sede de Gobierno) para que venga una delegación de la MUD. “Son los únicos que no están dialogando en este país”, apuntó.

De igual modo, dijo que los dirigentes políticos de la mencionada coalición opositora se niegan a sentarse a dialogar porque ellos están apostando a que el país entre en caos y violencia para ellos asumir el poder.

Sin embargo, Maduro aseguró que las Unidades de Batalla Bolívar Chávez (UBCH), no aceptaría que ningún dirigente burgués se siente a gobernar el país por vías desestabilizadoras.

Al mismo tiempo, llamó a estas unidades del Poder Popular a activar todos los mecanismos para la comunicación y difusión de la obra popular y se Gobierno que se está promoviendo en el país.

El jefe de Estado venezolano ratificó que ha quedado claro que el pueblo está es trabajando y en paz. “Construyendo patria. Así está nuestro pueblo. No está ni confrontando ni en violencia, ni quemando preescolares, ni envenenando fuentes de agua como en Mérida”, aseguró.

Llamó una vez más al trabajo, a la dedicación, búsqueda de la paz, construcción de viviendas y universidades. Dijo que la violencia de espacios para la educación solo se veía en dictaduras como la de Augusto Pinochet en Chile y Juan Vicente Gómez en Venezuela.

La nación suramericana atraviesa una situación golpista por parte de la extrema derecha que ha dejado 39 fallecidos y centenares de heridos desde el pasado 12 de febrero. Pese a que el Presidente Maduro ha llamado al diálogo nacional, existen sectores que se niegan a participar en esta convocatoria y apoyan las acciones desestabilizadoras.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.