• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El viceministro de Defensa Civil de Bolivia, Oscar Cabrera, informó que las autoridades trabajan para garantizar alimentos, refugios y medicamentos a los afectados por el temporal de lluvias (Foto: laprensabo)

    El viceministro de Defensa Civil de Bolivia, Oscar Cabrera, informó que las autoridades trabajan para garantizar alimentos, refugios y medicamentos a los afectados por el temporal de lluvias (Foto: laprensabo)

Publicado 8 febrero 2014

El viceministro de Defensa Civil de Bolivia, Óscar Cabrera, informó este sábado que las lluvias que han azotado algunas regiones del país han dejado un total de 38 muertos y casi 47 mil personas sin vivienda; de acuerdo con el último balance presentado por las autoridades.

“Sube a 46 mil 800 la cantidad de familias damnificadas por las lluvias. Estamos continuando con el trabajo de ayuda. Estamos en La Paz (oeste), Cochabamba (suroeste) y sobre todo en el Beni (noreste). La situación no está todavía bajo control”, aclaró el funcionario.

En ese sentido, detalló que todas las autoridades trabajan para garantizar alimentos, refugios y atención médica a las víctimas de las precipitaciones; que iniciaron el pasado mes de septiembre y han mantenido su intensidad en los departamentos antes mencionados.

Por otra parte, el Servicio de Meteorología e Hidrología del país adelantó que la frecuencia y duración de las lluvias disminuirá con el transcurso de los días. “Ya no se van a registrar precipitaciones con intensidad fuerte. Vamos a continuar con precipitaciones débiles”, explicó la experta Ana Mendoza a un medio de comunicación local.

Las labores de inspección y rescate en el departamento de Beni han presentado dificultades en las últimas horas; debido a lo problemático de la distribución de agua potable por la caídas de postes eléctricos, que generó racionamientos del servicio eléctrico en la zona.

En otras localidades como Reyes, Santa Rosa del Sara y San Borja las carreteras han sido afectadas lo que ha generado severos incovenientes en la distribución de alimentos y combustible.

En el ámbito de la ganadería, el presidente de la Federación de Ganaderos del Beni, Mario Hurtado, reportó pérdidas de cinco mil millones de dólares por la muerte de cinco mil ejemplares de ganado.

La temporada de lluvias en Bolivia suele manifestarse entre los meses de noviembre y febrero; aunque en esta última ocasión se manifestó desde septiembre y durará hasta marzo, según precisan los expertos.

Algunos de los departamentos más golpeados han sido Beni, Cochabamba, La Paz; así como Potosí (sur) y Chuquisaca (sureste).


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.