• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Xi Jinping quiere estrechar sus nexos con Latinoamérica (Foto: EFE)

Xi Jinping quiere estrechar sus nexos con Latinoamérica (Foto: EFE)

Publicado 7 febrero 2014

Endesa Chile, la mayor generadora eléctrica del país, anunció que la autoridad ambiental levantó la orden de cierre temporal emitida a finales de enero contra su central termoeléctrica Bocamina I (sur del país), con una capacidad para generar 128 megavatios.

La Superintendencia de Medio Ambiente de Chile le exigió a la empresa que aplique mayores controles para no afectar a la fauna marina.

"Déjense sin efecto las medidas provisionales ordenadas (...) de fecha de 28 de enero del 2014, de la Superintendencia del Medio Ambiente, tanto la clausura temporal y total del proyecto "Central Termoeléctrica Bocamina Primera Unidad", como las otras medidas de seguridad, corrección y control", señala textualmente la resolución de la Superintendencia de Medio Ambiente.

La Corte Suprema de Chile acogió en enero un recurso de protección presentado por pescadores de la bahía de Coronel, donde operan dos centrales termoeléctricas a carbón de la compañía española Endesa, quienes reclamaban por los daños que producen las centrales a las algas y a los peces del área.

Para refrigerarse, las centrales termoeléctricas requieren de agua del mar, que succionan directamente de la playa.

En inspecciones de la autoridad ambiental a fines de enero, se detectó que la malla que debe proteger a los peces de la succión, estaba rota y mal instalada, por lo que se decretó el cierre de la planta por 15 días hasta las correcciones necesarias.

La empresa, según se expone en la resolución ambiental, mejoró la instalación de la malla, lo que fue revisado por las autoridades mediante imágenes submarinas, por lo que el tribunal accedió a autorizar nuevamente su funcionamiento con condiciones.

Endesa deberá realizar mantenimiento e inspecciones diarias a la malla de protección, muestreos diarios de los peces o algas retenidos y, en caso de succiones masivas, paralizar el funcionamiento de la central.

"La compañía procederá a implementar las medidas provisionales ordenadas por la autoridad, y se pondrá en operación la Central termoeléctrica Bocamina Primera Unidad a la brevedad posible", señaló Endesa en una notificación oficial a la Superintendencia de Valores y Seguros, el ente regulador de compañías que cotizan en bolsa.

La planta termoeléctrica consta de dos centrales: Bocamina I y Bocamina II, ubicadas en Coronel, 550 km al sur de Santiago. Produce 750 MW y aporta ocho por ciento de la energía del Sistema Interconectado Central, que abastece a 94 por ciento de la población chilena.

La central Bocamina II se encuentra paralizada desde diciembre por una orden judicial del tribunal de Concepción, también por problemas con la normativa medioambiental, y por el momento seguirá sin operar.

Chile, un importador neto de combustibles, requiere aumentar en casi siete por ciento su generación de energía eléctrica, fundamentalmente para la explotación minera.

Pero con una población cada vez menos dispuesta a aceptar la contaminación que generan grandes proyectos mineros o de generación eléctrica, muchas de esas inversiones están paralizadas por resoluciones judiciales.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.