• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El Estado paraguayo le adeudaba a los transportistas unos dos millones de dólares correspondientes al subsidio de los últimos meses de actividad (Foto: Archivo)

El Estado paraguayo le adeudaba a los transportistas unos dos millones de dólares correspondientes al subsidio de los últimos meses de actividad (Foto: Archivo)

Publicado 27 abril 2014

Varios países de América Latina, la región con el mayor número de católicos, así como en el resto del mundo celebraron con vigilias y misas masivas la canonización este domingo de los papas Juan Pablo II y Juan XXIII para honrar con devoción a los nuevos santos.

En Argentina, una misa, que fue acompañada por unos 400 fieles -entre ellos unos 50 integrantes de la comunidad polaca con sus multicolores trajes típicos-, celebró la canonización de los pontífices. El evento, que tuvo lugar en Roma, fue transmitido por pantalla gigante en una plazoleta de Buenos Aires (capital argentina).

En Brasil, que con 130 millones de fieles es el país con más católicos del mundo, una pequeña iglesia del barrio pobre de Alagados, en Salvador de Bahia (noreste), fue la primera en adoptar el nombre "San Juan Pablo II".

La iglesia, inaugurada en 1980 por el papa polaco durante la primera de las tres visitas que realizó a Brasil, se llama ahora "Notre Dame de los Alagados y de San Juan Pablo II".

Por su parte, la Catedral Metropolitana de Ciudad de México recibió la noche del sábado a cientos de personas que celebraron las canonizaciones con una velada de oración, cánticos y alabanzas. El domingo, unas 10 mil personas acudieron a la Basílica de Guadalupe en la capital mexicana para una misa especial.

En San José de Costa Rica, unas 35 mil personas se congregaron la noche del sábado en el Estadio Nacional para acompañar en pantalla gigante la canonización.

El evento tuvo un especial significado pues el segundo milagro de Juan Pablo II fue la curación de una costarricense que tenía un aneurisma cerebral, quien participó de la ceremonia en El Vaticano.

En Chile, una enorme estatua de Juan Pablo II fue inaugurada este domingo en Santiago (capital) en una ceremonia para celebrar su canonización, pero cuya instalación había sido rechazada cinco años atrás debido a su tamaño.

Centenares de salvadoreños también participaron el sábado en una procesión antes de una vigilia a la espera de la canonización. En esta nación esperan por la la beatificación del arzobispo de San Salvador Óscar Arnulfo Romero, asesinado en 1980. La causa de Romero fue abierta en 1993 y, tras varios años de estancamiento, fue desbloqueada por Francisco en abril de 2013.

Los creyentes ecuatorianos se congregaron en la Catedral de Guayaquil para seguir la ceremonia por televisión. Además de las vigilias y misas, este domingo se realizó una procesión hacia el Santuario de la Divina Misericordia de la provincia de Guayas (suroeste).

En Colombia, los fieles madrugaron para seguir por televisión la ceremonia de canonización y muy temprano acudieron a las iglesias para orar.

Por su parte, los católicos nicaragüenses celebraron con misas y plegarias la doble canonización y recordaron la cercanía de Juan Pablo II con el país, que visito dos veces. Uruguayos, bolivianos y peruanos también celebraron la canonización con misas especiales en sus catedrales y otras iglesias.

Este lunes está prevista una misa de Acción de Gracias por la elevación al honor de los altares de los dos santos en la Plaza de San Pedro, la cual estará presidida por el cardenal y arcipreste de la basílica vaticana, Angelo Comastri.

El papa Francisco proclamó la santidad de Juan XXIII y Juan Pablo II y pidió, en una multitudinaria ceremonia, que ambos pontífices fueran inscritos en los libros de los santos de la Iglesia Católica.

La proclamación de la santidad del italiano Angelo Roncalli (Juan XXIII) y del polaco Karol Wojtyla (Juan Pablo II) fue recibida con un gran aplauso en la Plaza de San Pedro, donde se concentraron cientos de miles de peregrinos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.