• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El volcán Ontake entró en actividad el sábado. (Foto: AFP)

El volcán Ontake entró en actividad el sábado. (Foto: AFP) | Foto: AFP

Publicado 30 septiembre 2014

Las labores de rescate fueron suspendidas este martes en el Monte Ontake por temor a que el cráter pueda expulsar más rocas o incluso producir otra explosión de vapor. 

 

Los esfuerzos para buscar al menos dos docenas de víctimas de la peor erupción volcánica en décadas en Japón fueron suspendidos el martes debido a la alerta sobre el aumento de la actividad dentro del volcán, que incluyen la posibilidad de otra explosión de vapor.

Cientos de investigadores militares se preparaban para acceder al Monte Ontake a pie y en helicóptero para reanudar la búsqueda de al menos 24 personas atrapadas en una lluvia mortal de ceniza y piedras, originada después de una sorpresiva erupción el sábado, cuando el lugar estaba lleno de excursionistas, entre ellos muchos niños.

Doce cuerpos han sido recuperados desde la cima del volcán a tres mil 067 metros, pero se teme que al menos 36 personas han muerto. El rescate se ha visto obstaculizado por los altos niveles de gases tóxicos y cenizas en una montaña que sigue en erupción.

"La fuerza de los sismos aumentó anoche, disminuyendo posteriormente y luego aumentando de nuevo esta mañana. Existe la posibilidad de que las cosas empeoren aún más, por lo que es necesario tener precaución", explicó Yasuhide Hasegawa, funcionario de la División de Volcanes del país.

Japón es uno de los países sísmicamente más activos del mundo. En 1991, unas 43 personas murieron en el Monte Unzen, al suroeste del país, tras un denominado flujo piroclástico, una corriente sobrecalentada de gas y rocas.

El Ontake, el segundo volcán activo más alto de Japón, había registrado una erupción menor hace siete años. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.