• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El coordinador federal de Izquierda Unida indicó que los españoles manifestarán sus inclinaciones republicanas (Foto:EFE)

El coordinador federal de Izquierda Unida indicó que los españoles manifestarán sus inclinaciones republicanas (Foto:EFE)

Publicado 18 junio 2014

Los parlamentarios de Izquierda Unida (IU) de España y fuerzas de afines anunciaron este miércoles que no participarán en la proclamación de Felipe VI en el Congreso este jueves, y por el contrario, manifestarán sus inclinaciones por la República durante la jornada.

El coordinador federal de IU, Cayo Lara, precisó en rueda de prensa que los legisladores, militantes y dirigentes de las fuerzas de izquierda manifestarán sus posiciones republicanas como crean conveniente más allá de las prohibiciones por parte del Gobierno español, las cuales calificó de inauditas y anticonstitucionales.

Lara calificó de una imposición del gobierno del Partido Popular (PP) contra la libertad de expresión la prohibición de manifestaciones republicanas este jueves, con motivo de la ceremonia de proclamación del nuevo rey, luego de la abdicación de Juan Carlos.

También, en una declaración divulgada este miércoles en la página web de IU, los legisladores indicaron que el artículo 1 de la Constitución Española establece “que la soberanía nacional reside en el pueblo español del que emanan los poderes del Estado”, con la sucesión se impide el ejercicio de tal soberanía al traspasar de padre a hijo la Jefatura del Estado sin consulta al soberano.

Rechazaron la imposición de el anacronismo del derecho de sangre frente a la legitimidad que se gana en las urnas además de negar el derecho a la igualdad.

Más adelante, en su quinto argumento afirman que "la legitimidad se gana en las urnas y que la monarquía carece de legitimidad de origen; al constituirse en pie forzado de la transición, y cuya legitimidad de ejercicio se ha visto empañada por la corrupción, la opacidad y la obstrucción a la Justicia.

Las autoridades del gobierno de Madrid rechazaron otorgar el permiso para la marcha republicana del 19 de junio, argumentando que "resulta incompatible con las medidas que se han de establecer para dar cobertura de seguridad de los actos que tendrán lugar con motivo de la proclamación del Príncipe de Asturias como Rey de España", en el centro de la capital española, según medios locales españoles.

Las protestas de los españoles contra la falta de discusión popular en cuanto a la continuación de la monarquía en el país estallaron a inicios de junio, cuando se hizo pública la abdicación de Juan Carlos I y se comunicó sobre el inicio de la sucesión, para que el principe de Asturias, Felipe VI sea coronado como el nuevo monarca.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.