Italia torturó a manifestantes en Cumbre del G8 en 2001 | Noticias | teleSUR
    • Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La Policía italiana invadió un centro estudiantil en donde golpeó a un hombre que en ese época tenía 62 años de edad.

La Policía italiana invadió un centro estudiantil en donde golpeó a un hombre que en ese época tenía 62 años de edad. | Foto: AP

Publicado 7 abril 2015

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos calificó el maltrato de la Policía Italiana en la Cumbre del G8 celebrada en 2001 como un acto de “tortura” y comprobó la muerte de un activista de un disparo a manos de la policía.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos dictaminó este martes que la Policía italiana actuó violentamente, torturó y reprimió durante las manifestaciones en la Cumbre del G8 realizada en Génova en julio de 2001, reseñó el portal web eldiario.es.

En medio de las protestas con la Policía italiana murió por el disparo de un efectivo, el activista de 23 años de edad Carlo Giuliani.

La nota sañaló que el demandante, Arnaldo Cestaro, se hallaba la noche del 21 de julio de 2001 en el colegio Díaz Pertini en compañía de otros activistas antiglobalización, que había destinado la municipalidad para usarlo como refugio nocturno por los manifestantes. Agentes policiales antidisturbios penetraron violentamente en la escuela y maltrataron a los activistas.

Le puede interesar: “Guardia Costera rescata a 1.500 inmigrantes al sur de Italia”

Ante los hechos, los ocho jueces calificaron de “tortura” tales hechos, sobre la base del artículo 3 del Convenio Europeo de Derechos Humanos que asegura que “nadie podrá ser sometido a tortura ni a penas o tratos inhumanos o degradantes”, por lo que aseveró que se transgredió la ley.

Cestaro quien en esa época tenía 62 años de edad, se encontraba dentro del centro educativo, subrayó el Tribunal y destacó que  "cuando llegó la policía, estaba sentado de espaldas a la pared con los brazos en alto. Que fue golpeado varias veces, causandole múltiples fracturas, de cuyas lesiones nunca se ha recuperado totalmente".

En el fallo señalaron que la ausencia de identificación de los autores materiales del hecho "podría explicarse por la dificultad objetiva de la oficina del fiscal en el establecimiento de las identificaciones definitivas y por la falta de cooperación policial".

Luego de que los tribunales italianos indemnizaran con 35 mil euros (unos 38 mil 108 dólares), el Tribunal europeo plantea que Italia debe pagar unos 45 mil euros (48 mil 996 dólares) más por los daños.

Lea también: “Españoles apoyan propuesta contra fraude fiscal en Europa”


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.