• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El primer ministro en funciones obtuvo el respaldo de sólo 57 diputados.

El primer ministro en funciones obtuvo el respaldo de sólo 57 diputados. | Foto: Reuters

Publicado 10 marzo 2016





Ahora otros tres candidatos se someterán al voto en la sesión de investidura pero todo apunta a que ninguno logrará el apoyo necesario tal como ocurre en España

Después de las elecciones generales del 27 de febrero, Enda Kenny, actual primer ministro de Irlanda y líder del partido de centroderecha Fine Gael (FG), perdió la votación en la primera sesión de investidura en la Cámara Baja para elegir al nuevo primer ministro. 

El funcionario obtuvo el voto de 57 diputados, 94 votaron en contra y 5 se abstuvieron. Ahora los otros tres candidatos: Michéal Martin, del Fianna Fáil (FF), que es el segundo partido más votado; Gerry Adams, presidente del partido de izquierdista Sinn Féin, la tercera fuerza política, y Richard Boyd-Barrett, dirigente de la Alianza Antiausteridad-Personas antes que Beneficios (AAA-PBP), que cuenta con seis escaños, se someterán a la votación en la sesión. Sin embargo, todo apunta a que ninguno logrará el apoyo necesario para ser designado Primer Ministro. 

>> Partidos irlandeses competirán para formar Gobierno 

El proceso ahora es el siguiente: si ninguno de los candidatos obtiene los votos necesarios, el Primer Ministro en funciones propondrá a la Cámara Baja celebrar otra sesión de investidura, posiblemente en abril. Después podría anunciar su intención de presentar su dimisión al presidente del país, Michael D. Higgins.

Las negociaciones para lograr un acuerdo de Gobierno continuarán y, tal como sucede en España, el proceso podría llevar semanas sin garantía de éxito. La posibilidad de celebrar nuevas elecciones está presente.

En contexto:

En las elecciones del 27 de febrero el partido de Kenny obtuvo 50 de los 158 escaños en el Parlamento, lo que representó una disminución con respecto a los 76 alcanzados en los últimos comicios de 2011. 

El Partido Laborista, que gobernaba en coalición con Kenny en los últimos cinco años, pasó de 37 a 7 diputados.

Se necesitan 80 votos para obtener la mayoría absoluta y constituir un gobierno estable.

Los resultados de las elecciones de febrero mostraron el rechazo categórico a la política de recortes de la coalición de Kenny, puesto que según encuestas muchos irlandeses afirman no sentir los efectos de la recuperación económica, reseñó AFP.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.