• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Desde el pasado sábado, cuando courrió el derrumbre, el equipo inició la remoción de escombros (Foto:EFE)

    Desde el pasado sábado, cuando courrió el derrumbre, el equipo inició la remoción de escombros (Foto:EFE)

Publicado 28 marzo 2014

El equipo de rescate reinició este viernes las labores de búsqueda de víctimas y remoción de escombros en Washington, al noreste de Estados Unidos, donde el pasado sábado un deslave, ocasionado por lluvias, sepultó un pueblo de 150 habitantes, de los cuales 25 han sido confirmados como fallecidos.

El cuerpo búsqueda está tras la pista de 90 personas desparecidas, pero la advertencia de más inundaciones obstaculiza sus labores.

Ante la tentativa de que la cifra de víctimas de la tragedia en el pueblo de Oso aumente en las próximas horas, el equipo apresura su tarea ante las dificultades que puedan enfrentar si los pronósticos de lluvias se cumplen.

El Servicio Meteorológico Nacional advirtió que continuarán las inundaciones por la crecida del rió Stillaguamish, que ya ha cubierto una parte de la ruta de búsqueda estatal y ha llegado a algunas casas.

Indica además que hasta que el nuevo canal se abra y el río sea profundo, el lago drenará y bajará el nivel de agua.

Hasta el momento han recuperado 16 cadáveres y ubicado a otros nueve entre los escombros, rocas, troncos de árboles y miles de metros de tierra que se derrumbaron el sábado.

Este martes, la cifra de fallecidos por el alud que se incrementó a 24, luego que grupos de socorro recuperaran hoy otros 10 cuerpos. El presidente, Barack Obama, declaró el estado de emergencia en el estado de Washington el lunes, a fin de asiganr recursos federales para las tareas de rescate.

El pronóstico meteorológico insiste en que habrá lluvias para este viernes, el sábado y el domingo.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.