• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El presidente de la comisión de Ecología, Recursos Naturales y Medioambiente de la Cámara baja,  Pastor Vera Bejarano, destacó el peligro de que el agua del río se mezcle con el líquido del vertedero. (Foto: Archivo)

    El presidente de la comisión de Ecología, Recursos Naturales y Medioambiente de la Cámara baja, Pastor Vera Bejarano, destacó el peligro de que el agua del río se mezcle con el líquido del vertedero. (Foto: Archivo)

Publicado 2 julio 2014

La crecida del río Paraguay, que alcanzó este miércoles los 7,2 metros a su paso por Asunción (capital), ha llevado el agua a la base del mayor vertedero del país, lo que podría generar “una catástrofe ambiental con consecuencias internacionales”, alertó este miércoles el diputado liberal Pastor Vera Bejarano, presidente de la comisión de Ecología, Recursos Naturales y Medioambiente de la Cámara baja.

Debido a este escenario el diputado liberal impulsó este miércoles la declaración de emergencia ambiental en la Cámara y el cierre del basurero, mientras que unas 75 mil personas han tenido que abandonar sus casas en Asunción, y unas 230 mil en todo el país por la subida del nivel de los ríos a causa de las lluvias de los últimos meses.

El diputado Vera destacó el peligro de que el agua del río se mezcle con el líquido del vertedero que está acumulado en la pileta de lixiviado, donde se almacenan 40 millones de litros "con alto potencial contaminante".

El director de la empresa Empo & Asociados, Enrique Ortuoste, que gestiona el vertedero municipal, dijo que están aplicando el plan de contingencia acordado y supervisado por la Secretaría del Ambiente de Paraguay (SEAM) para trasladar los residuos dentro del propio perímetro del basurero.

Además, ha comenzado a enviar a otro vertedero de su propiedad, ubicado en el vecino departamento de Presidente Hayes, un 10 por ciento de las aproximadamente 800 toneladas de basura que entran diariamente.

Sin embargo, el pedido de la SEAM al Congreso consiste en acelerar los trabajos para cerrar el vertedero a mediano plazo y reconvertir el lugar "en un sitio integrado al entorno". El vertedero tiene un periodo de vida limitado que ya las autoridades habían previsto, pero con "la situación actual posiblemente se acelere" el cierre, señaló la titular de la SEAM, María Cristina Morales.

"Si lo cierran nos quedamos sin trabajo", sostuvo Catherine Beatriz Santander, de 22 años, mientras separaba plásticos en bolsas que llegan a pesar 30 o 40 kilos que luego carga para vender. Esta joven madre de tres hijos, ahora desplazada por las inundaciones, trabaja en el basurero desde los 14 años y, pese a que su salario ronda los nueve dólares al día, "para comer no más", desea que continúe abierto.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.