• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Fueron confiscados productos nutricionales, fármacos contra el cáncer y la disfunción eréctil o para regular la presión sanguínea.

Fueron confiscados productos nutricionales, fármacos contra el cáncer y la disfunción eréctil o para regular la presión sanguínea. | Foto: archivo

Publicado 18 junio 2015





Se estima que el costo de los fármacos decomisados llega a los 81 millones de dólares. 

La Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) llevó a cabo una operación policial en 115 naciones contra el tráfico ilícito de medicamentos en Internet, a raíz de la cual se confiscaron 20,7 millones de fármacos falsificados o ilegales, con un valor aproximado de 81 millones de dólares. 

La información ha sido difundida por Interpol a través de un comunicado, donde destacan que la operación “Pangea VIII”, fue realizada entre los días 9 y 16 de junio, y como parte de ella se realizaron 156 arrestos, la apertura de 429 investigaciones, el cierre de dos mil 414 páginas web y la suspensión de 550 de anuncios. 

Lea también: Venezuela: Hallan medicamentos por 4 millones de dólares

Se dio a conocer que en la investigación trabajaron conjuntamente servicios de policía, aduanas, agencias reguladoras y empresas privadas del sector. La cifra de medicamentos incautados supone un nuevo récord y duplica la cantidad alcanzada en una operación similar en 2013. 

El Dato 
Entre los medicamentos confiscados se encuentra productos nutricionales, fármacos contra el cáncer y la disfunción eréctil o para regular la presión sanguínea. Como novedad se registró productos como las inyecciones de silicona para procedimientos cosméticos. 
Se logró registrar los dominios, los sistemas de pago y los servicios de entrega. También contaron con la colaboración del buscador Google. 

Lea aquí: Chile realiza su primera plantación de marihuana con fines medicinales

En el documento Interpol señala que "Cada vez más gente recurre a Internet para comprar artículos, y los criminales se aprovechan de esa tendencia para engañar a los consumidores para que compren medicinas falsas e incluso peligrosas (...), sin ninguna consideración hacia los riesgos de salud que plantean".  

No dejes de leer: El precio de mantenerse vivo en Estados Unidos


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.