• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Senadores como los demócratas Robert Menéndez y Bill Nelson y el republicano Marco Rubio han querido imponer sanciones contra Venezuela. (Foto: notifalcon.com)

    Senadores como los demócratas Robert Menéndez y Bill Nelson y el republicano Marco Rubio han querido imponer sanciones contra Venezuela. (Foto: notifalcon.com)

Publicado 20 marzo 2014

El Gobierno de Estados Unidos amenazó nuevamente este jueves a Venezuela con imponer sanciones si "no avanza" en lo diálogos con la oposición, en una clara injerencia del país del norte en los asuntos internos de la nación suramericana, donde el presidente legítimamente electo, Nicolás Maduro, ha realizado un continuo llamado a la derecha a sentarse a dialogar en las Conferencias de Paz.

"No podemos saber lo que ocurrirá en el futuro ni excluir nada. Eso sería ingenuo. No sé qué va a ocurrir en Venezuela o cuál será nuestra respuesta. Obviamente, sanciones son un instrumento duro. Esperamos no llegar al punto de adoptar sanciones contra Venezuela", afirmó la secretaria de Estado adjunta de Estados Unidos para Latinoamérica, Roberta Jacobson.

En una entrevista publicada este jueves por el diario brasileño O Estado de Sao Paulo, Jacobson explicó que el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, advirtió que "esa medida no puede ser excluida" si el Gobierno Bolivariano no avanza en un diálogo con la oposición.

"Nada puede ser descartado", reiteró la funcionaria, que viajó a Brasil para inaugurar centros de fomento al intercambio de estudiantes.

Por otra parte, dijo que es "muy difícil" que Estados Unidos y Venezuela mejoren sus relaciones bilaterales, al tiempo que reconoció que siempre ha tenido contacto con la oposición venezolana, pero rechazó que la nación norteamericana "esté manipulando las protestas" en Venezuela.

Pérdida de poder en la OEA

Jacobson dijo que la última resolución de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre las protestas en Venezuela "no tiene el lenguaje que Estados Unidos esperaba".

Desde que el pasado 12 de febrero una marcha en Caracas (capital) terminó en violentos ataques contra la sede del Ministerio Público y fue el inicio de una escalada de violencia en municipios donde los alcaldes de extrema derecha han apoyado las acciones de grupos fascistas que intentan un golpe de estado suave, patrocinados y entrenados, según ha denunciado el Gobierno venezolano, desde Washington.

Desde entonces, políticos estadounidenses como los senadores demócratas Robert Menéndez y Bill Nelson y el republicano Marco Rubio han querido imponer sanciones contra Venezuela. El pasado 13 de marzo, los senadores presentaron un proyecto de ley para que EE.UU. imponga sanciones directas al Gobierno de Venezuela.

La violencia opositora ha dejado hasta el momento un saldo lamentable de 31 fallecidos y más de 400 heridos, según datos oficiales.

Conferencia de paz

Tras los hechos de violencia el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, instaló a finales de febrero pasado una Conferencia Nacional de Paz, con la participación de diversos sectores sociales y políticos del país.

El mandatario bolivariano convocó a la oposición a participar en un proceso de diálogo que permita construir juntos la paz de todos los venezolanos. La derecha venezolana negó su asistencia a este encuentro y argumentó que se trataría de un "simulacro de diálogo".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.