• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • La contaminación ambiental se ha convertido en una de las principales preocupaciones del Gobierno chino (Foto:Archivo)

    La contaminación ambiental se ha convertido en una de las principales preocupaciones del Gobierno chino (Foto:Archivo)

Publicado 9 mayo 2014

El modelo que ha sido diseñado para Beijing constará de 50 metros de diámetro, mejorará inmediatamente la ecología de la metrópoli y, además, permitirá transformar el humo captado en piedras preciosas.

Un equipo de ingenieros anunció este viernes que desarrolla una nueva tecnología que promete contrarrestar la contaminación del aire y convertir en humo tóxico en diamantes.

Liderados por el holandés Daan Roosegaarde, el equipo de ingenieros creó una especie de aspiradora gigante que tendrá su período de prueba el año próximo en Beijing, capital de China, que actualmente registra uno de los volúmenes de contaminación del aire más altos permitidos por la Organización Mundial de la Salud.

El modelo, que fue diseñado especialmente para la capital china, tendrá 50 metros de diámetro, mejorará inmediatamente la ecología de la metrópoli y, además, permitirá transformar el humo captado en piedras preciosas, según sus diseñadores.

Los especialistas explicaron que el dispositivo de vacío se instalará en un parque y absorberá las partículas de humo con filtros iónicos que deben parar las partículas, mientras que de las aberturas laterales del mecanismo saldrá aire limpio.

Las bobinas de cobre, escondidas bajo la tierra, generarán un campo electromagnético que atraerá partículas del humo tóxico, añadieron.

Roosegaarde, explicó que ya se utiliza en los hospitales y es muy eficiente desde el punto de vista energético, pues para obtener 30 mil metros cúbicos de aire limpio solo se necesitan 30 vatios, la misma cantidad requerida para las lámparas.

La contaminación ambiental en China

La contaminación se ha convertido en una de las principales preocupaciones del Gobierno chino, que tiene estimado invertir una cifra cerca a los 300 mil millones de dólares para combatir el problema en todo el país, que tiene su origen en la excesiva dependencia de los hidrocarburos como principal fuente energética.

De su parte, el gobierno municipal de Beijing anunció en enero pasado un plan de 15 mil millones de yuanes (dos mil 400 millones de dólares) para reducir la contaminación a lo largo de este año.

El Ejecutivo chino enmarca la lucha contra la contaminación dentro de un cambio de modelo económico, basado hasta ahora en un crecimiento a toda costa -incluido el grave perjuicio al medioambiente-, para hacerlo más sostenible y orientarlo al consumo interno.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.