• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • "El 95 por ciento de las respuestas que da son evasivas. Ella está serena y tranquila y bien preparada", sostuvo el abogado. (Foto: Reuters)

    "El 95 por ciento de las respuestas que da son evasivas. Ella está serena y tranquila y bien preparada", sostuvo el abogado. (Foto: Reuters)

Publicado 8 febrero 2014

La infanta Cristina, hija menor del rey de España, se desvinculó este sábado del caso de corrupción por el que acusan a su esposo, Iñaki Urdangarin, y negó así su responsabilidad en el marco del escándalo administrativo que ha sacudido la monarquía de ese país europeo.

Tras su esperada comparecencia de este sábado,  Manuel Delgado, abogado de la asociación de izquierdas Frente Cívico "Somos Mayoría", dijo durante un receso en la declaración que Cristina tomó distancias con las actividades fraudulentas atribuidas a su marido.

"El 95 por ciento de las respuestas que da son evasivas. Ella está serena y tranquila y bien preparada", sostuvo el letrado.

Según el abogado, la infanta declaró ante el juez que ella "tenía mucha confianza" en su esposo, con quien compartía al 50 por ciento de la empresa Aizóon, presuntamente utilizada para la malversación de fondos del Ejecutivo.

Castro está "haciendo preguntas muy rigurosas" a la infanta, imputada por presuntos delitos fiscales y de blanqueo de capitales, pero "ella está serena y tranquila y bien preparada", agregó el abogado al tiempo que dijo que la hija del rey "intenta no reconocer hechos que la comprometan".

Golpe a la Monarquía


Tras meses de trabajo, el juez José Castro, quien instruye desde julio de 2010 el conocido como "caso Nóos", imputó a la infanta el 7 de enero en un detallado informe de 227 páginas que cayó como una bomba y causó revuelo mediático por tratarse de la monarquía.

"El caso Nóos ha sido un problema enorme para la monarquía desde el principio. Lo que ocurre es que, al centrarse en la figura de la infanta, el daño se incrementa", explicaba Ana Romero, periodista del diario El Mundo citada por la agencia AFP.

Aizóon, una sociedad que la infanta detenta al 50 por ciento con Urdangarin, supuestamente habría ingresado alrededor de un millón de euros del dinero público desviado.

La contabilidad de Aizóon puso al descubierto gastos para la renovación de la lujosa residencia familiar en Barcelona por valor de 436 mil 703,87 euros, o gastos privados por 262 mil 120,87 euros, que Castro recogió en un auto lleno de referencias a facturas sospechosas.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.