• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El juez español, José Castro, interrogó este a varios jueces inspectores antes de entrevistar a la hija del Rey, la Infanta Cristina. (Foto: EFE)

    El juez español, José Castro, interrogó este a varios jueces inspectores antes de entrevistar a la hija del Rey, la Infanta Cristina. (Foto: EFE)

  • Cristina y su marido están imputados por cargar a su empresa Aizoon gastos personales para apropiarse de los beneficios de la sociedad que no fueron declarados al fisco. (Foto: Archivo)

    Cristina y su marido están imputados por cargar a su empresa Aizoon gastos personales para apropiarse de los beneficios de la sociedad que no fueron declarados al fisco. (Foto: Archivo)

Publicado 8 febrero 2014

La infanta Cristina, la menor de las hijas del Rey de España, declara este sábado ante el juez instructor José Castro, que la imputó por delitos fiscales y blanqueo.

Cristina, de 48 años, será interrogada por el magistrado de un juzgado de Palma de Mallorca, en las islas Baleares.

Durante el interrogatorio, el juez investigará si ella cooperó con su marido, el exmedallista olímpico de balonmano Iñaki Urdangarín, imputado el 29 de diciembre de 2011 por presunto desvío, de 6,1 millones de euros de dinero público.

Urdangarin, de 46 años, está imputado desde diciembre de 2011 junto a su exsocio Diego Torres de malversar fondos públicos mediante el Instituto Nóos, una sociedad sin ánimo de lucro que presidió de 2004 a 2006 y en cuya junta directiva participaba la infanta.

Cristina es también copropietaria, junto a su esposo, de la empresa Aizoon, es sospechosa de haber servido de pantalla para la supuesta malversación de fondos.

El magistrado que lleva el caso del presunto blanqueo fiscal en el que está envuelta la Infanta Cristina, hija del Rey Juan Carlos, entrevistó primero a varios jueces inspectores de Hacienda antes que a la implicada, quien deberá comparecer este sábado.

Los delitos de blanqueo y evasión que se le imputan están penados con hasta seis y cinco años de prisión, respectivamente.

Desde que estalló el escándalo de corrupción Nóos, los españoles se han distanciado de la monarquía y ya no apoyan a la institución de forma mayoritaria. Por primera vez son menos del 50 por ciento.

Según las últimas encuestas, la mayoría de los ciudadanos creen que la hija del rey recibe un trato de favor. Así también opinan los partidos de la izquierda parlamentaria, que acusaron al jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, de ser "la mano que mece" al fiscal del caso, Pedro Horrach, quien se opuso a la imputación de la infanta y acusó al juez Castro de estar "conspirando" contra la hija del rey.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.