• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Los nativos entregaron más de dos mil firmas al presidente del Senado, Julio Cesar Velázquez, quien se comprometió a apoyar la iniciativa de expropiación. (Foto: Archivo)

    Los nativos entregaron más de dos mil firmas al presidente del Senado, Julio Cesar Velázquez, quien se comprometió a apoyar la iniciativa de expropiación. (Foto: Archivo)

Publicado 23 abril 2014

Cerca de un centenar de indígenas de la etnia Enxet del Paraguay, llegados del Chaco paraguayo, entregaron este miércoles en el Congreso miles de firmas que apoyan la restitución de sus tierras ancestrales, un proyecto de ley que se votará este jueves en el Senado.

"Esperamos un dictamen a favor mañana, llevamos 20 años luchando por esto", dijo Carlos Mareco, líder de la comunidad indígena Sawhoyamaxa, que tiene a su favor una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), incumplida por Paraguay desde 2006, para que más de 14 mil hectáreas de tierra les sean entregadas devueltas.

Tras 20 años el borde de una ruta los indígenas del Chaco paraguayo esperan que al menos les sea devuelto el pedazo de tierra que piden, "nuestro pueblo vivía en 600 mil hectáreas de tierra, donde podíamos cazar, recolectar frutas y conservar nuestras costumbres”, añadió Mareco.

Los nativos entregaron más de dos mil firmas al presidente del Senado, Julio Cesar Velázquez, quien se comprometió a apoyar la iniciativa de expropiación, que será debatida en sesión ordinaria del Senado.

El proyecto de ley ya cuenta con el voto favorable de las tres comisiones asesoras donde debía ser evaluado y, en caso de ser aprobado este jueves en la Cámara Alta, iría después a la de Diputados para ser refrendado o devuelto al Senado.

"Si mañana se aprueba se habrá dado un paso muy importante para los pueblos originarios del país y para la imagen internacional de Paraguay", dijo Julia Cabello Alonso, coordinadora de la ONG local Tierraviva, que lucha por esta causa.

El proyecto pretende hacer cumplir una de las tres sentencias que la CIDH emitió en 2006 contra las violaciones de derechos a los pueblos indígenas en Paraguay que hasta hoy siguen produciéndose.

Ese año, la CorteIDH sentenció que antes de tres años el Estado paraguayo debía restituir esas tierras, en manos de Heribert Roedel, un agroganadero de origen alemán condenado en su país en la década de 1980 por estafar a inversores de su país con un esquema de venta fraudulenta de tierras en Paraguay.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.