• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El presidente Sánchez Cerén, presente en la ceremonia, aseguró que el monseñor Romero ya era considerado un "santo" por "su mensaje de fe, paz, justicia y defensa de las poblaciones más desprotegidas"

El presidente Sánchez Cerén, presente en la ceremonia, aseguró que el monseñor Romero ya era considerado un "santo" por "su mensaje de fe, paz, justicia y defensa de las poblaciones más desprotegidas" | Foto: Presidencia de El Salvador

Publicado 13 octubre 2018

A un día de la canonización del beato monseñor Óscar Arnulfo Romero, El Salvador y América Latina se preparan para ese momento, que reivindica al sacerdote del pueblo pobre.

Este sábado fue inaugurada en Roma, Italia, una estatua en homenaje al beato de El Salvador, monseñor Óscar Arnulfo Romero, quien este domingo será canonizado por el papa Francisco.

En la actividad estuvo presente, entre otras autoridades, el presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, quien se encuentra en el país europeo, participando de las actividades previas al acto clerical.

La estatua del monseñor fue bendecida por el cardenal salvadoreño Gregorio Rosa Chávez, quien también estuvo presente en  el acto.

 

"La develación de la escultura en homenaje a San Romero en el Jardín El Salvador, en Roma, tiene un profundo significado para nuestro pueblo, orgulloso del legado evangélico y humanista de nuestro obispo mártir”, dijo el mandatario centroamericano.

El jefe de Estado afirmó que "Antes de ser elevado a los altares por la iglesia, monseñor Romero era ya considerado un santo por muchas personas en todo el mundo, por su vida ejemplar, su mensaje de fe, paz, justicia y defensa de las poblaciones más desprotegidas", quien aseguró que ese lugar se convertirá "en un punto de encuentro para la fe, para los salvadoreños que visiten este país, los hermanos italianos y las personas de todo el mundo que siguen el legado".

 

 

A menos de 24 horas de la canonización del beato monseñor Óscar Arnulfo Romero, El Salvador y América Latina se preparan para ese momento, que implica la reivindicación de un sacerdote que fue asesinado por su pensamiento y accionar político y social a favor del pueblo pobre oprimido.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.